cine (346) deportes (288) musica (277) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (26) curiosidades (23) tv (22) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Policías invaden el Doral Beach invocando la reforma

Por cosas como estas ningún país avanza... Tomado de eud.com

Los vecinos especulan que los invasores no serán desalojados antes del 2 de diciembre (Cortesía El Tiempo)
Ni el alcalde de Sotillo ni la GN han desalojado a los nuevos ocupantes

Miriam Rivero
Especial para El Universal

Puerto La Cruz.- En una suerte de piñata convirtieron tres grupos de invasores al antiguo hotel Doral Beach, de Puerto La Cruz. Hasta policías del estado Anzoátegui y del municipio Sotillo y funcionarios públicos se adueñaron de apartamentos, con la excusa de que estaban solos y valiéndose del contenido de la reforma que aún no se ha votado en referendo.

Los apartamentos del Doral Beach estaban siendo remodelados para ser habitados por sus propietarios, sin embargo, poco a poco se fueron metiendo los efectivos policiales y las últimas personas que llegaron conformaron un contingente de varios sectores del área metropolitana de Anzoátegui, con pancartas y publicidades del Sí, alegando que no tenían una vivienda digna como dice el presidente Hugo Chávez. Pero también hay gente de Barcelona y de la ciudad porteña.

Reacción de los dueños
Sorprendidos se quedaron los pocos propietarios que se encontraban en sus casas al momento de la ocupación ilegal de estas 300 familias, que ahora genera otro problema a esa comunidad.

Jesús Mora, uno de los dueños, denunció que hay un grupo tranquilo, pero hay otro más violento que hasta está armado, razón por la cual exhortó al gobernador del estado Tarek William Saab y al alcalde Nelson Moreno, a que actúen rápidamente en este caso, y retiren a sus funcionarios de esas propiedades privadas.

Carlos García, uno de los invasores, explicó que ellos manejaban la información de que una sola persona tiene más de 400 apartamentos, por lo que se propusieron tomar algunos de esos inmuebles.

Los representantes del condominio no han querido dar la cara y entre los mismos dueños se comentó que las invasiones fueron planificadas para obligar a los que están viviendo allí a vender sus inmuebles al grupo, el cual posee las 400 viviendas.

Entre los vecinos se comentaba ayer que los invasores serán desalojados después del 2 de diciembre, y que se les mantiene engañados para que sufraguen por el Sí.

El hotel Doral Beach está ubicado en el municipio Sotillo, pero el alcalde Nelson Moreno, principal autoridad local, no se ha querido pronunciar sobre el particular, lo cual ha extrañado a los habitantes del sector.

Tampoco los efectivos de la Guardia Nacional han actuado para sacar de las instalaciones a los ilegales.