cine (346) deportes (288) musica (277) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (26) curiosidades (23) tv (22) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

lunes, 26 de julio de 2010

Raúl: Otro capítulo que se cierra.

por Ubiaga

El fútbol empezó para mi por el año 1985. En aquel entonces en el Real Madrid mandaba la Quinta del Buitre, siendo El Buitre, Don Emilio Butragueño, el siete, abanderado de aquella prodigiosa generación de jugadores de la cantera blanca que sólo el infortunio evitó que lograran mayores cosas, tanto con los merengues como con la roja nacional.

Pero hoy no vamos a hablar de Butragueño, vamos a hablar del chaval que con sólo 17 años, y formado en las desaparecidas inferiores del Atlético de Madrid, tomó su testigo, el siete. Es el siete que por un cuarto de siglo, se dice fácil, ha estado en el dorsal de estos dos magníficos jugadores, estandartes de los valores y orgullo blanco. El otro es nada más y nada menos que Raúl González Blanco, el siempre criticado (ante poner el beneficio del club al suyo propio), menos preciado (es inconcebible que este jugadorazo no haya ganado un Balón de Oro) pero con un palmarés y unos números (al fin y al cabo los números son la medida de casi todo) que difícilmente otro jugador español tendrá (a excepción del Mundial).

Raúl no se retira (aunque pareciera que tiene 100 años jugando), se va a Alemania, en donde Felix Magath y su Schalke 04 consideran que puede ser útil. Se marcha a Alemania con la espinita de que la selección alanzó el Mundial sin él... pero el fútbol es así. Raúl es el último de una estirpe de jugadores españoles que vieron una y otra vez desperdiciar oportunidades mundialistas.

Ahora sólo espero que no le den ese dorsal, si es que se lo piensan dar a alguien, a cualquier niñato-ricachón-estrellita-favorito-de-florentino que se atraviese.

Los años pesan, pero no dudo que allá seguirá dando de que hablar. Hasta siempre Raúl...

Aquí les dejo una muestra de algunos buenos goles, porque no todos fueron de oportunismo:



También extrañaremos a Guti, el incomprendido pero genial 14. Eterno banca... eterno revulsivo... eterno madridista.