cine (340) deportes (288) musica (267) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (66) economia (43) documentales (25) curiosidades (23) tv (22) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

martes, 26 de julio de 2011

"Nunca pedí perdón por una patada"

tomado de elpais.com

LUIS MARTÍN - Buenos Aires

25-07-2011

foto_noticia
ampliar

¿Qué tienen en común Valdano, Américo Gallego, Saldaña, Llop, Darío Franco, Maxi Rodríguez, Basualdo, Scaloni, Pochettino, Balbo, Marcelo Bielsa, Walter Samuel, Heinze, Gabrich, Bracamonte, Duscher, Batistuta y el Tata Martino? Que todos, en un momento dado, pasaron por el tamiz de Jorge Griffa (Casilda, Argentina; 1935). La pasada semana a Martino, seleccionador de Paraguay, le preguntaron por qué salían tantos futbolistas de Rosario. "Pregúntele a Griffa", respondió. Griffa fue marcador central en Newell's entre 1954 y 1959, año en el que fichó por el Atlético, donde ganó tres Copas, una Liga y una Recopa en 10 temporadas. En 1971 colgó las botas en el Espanyol. A su regreso, se dedicó durante 24 años a las divisiones inferiores de Ñuls. Nadie acumula más experiencia que él en el fútbol formativo en Argentina. Y allí está, como asesor y coordinador de la cantera de Boca Juniors. Si Argentina fue un vivero, Griffa fue el jardinero.

Pregunta. ¿Por qué salen tantos jugadores de Rosario?

Respuesta. No solo de Rosario, salen de una periferia de 200 kilómetros. Tiene que ver con la alimentación, pero intervienen factores como la forma de vida, la familia. En Ñuls no les dábamos nada más que afecto. No teníamos mucho más... Mientras enseñabas, aprendías. Hacíamos cosas que no sabíamos si estaban bien hechas.

P. ¿Por qué no entrenó a los mayores?

R. Lo hice, duré seis meses y me dije: "Nunca más". Salí de allí como quien escapa de una cárcel. De España llegué lleno de errores. Creía que sabía mucho y no sabía nada. Pensé en los juveniles y me dediqué a la captación, al desarrollo, a ayudarles, a insertarles socialmente en muchos casos. Siempre fui un convencido de que el chico debía estudiar, no solo jugar. Tuve chicos con revólver en la cintura, otros que se hicieron curas, doctores en leyes y medicina, de todos los colores. ¡Y aprendí tanto! "Todo lo que se le pueda ocurrir, yo lo vi. No me lo contaron, lo viví", digo en mis charlas.

P. Rexach suele decir que al bueno le ve cualquiera, que el secreto es ver al que puede llegar.

R. Tiene razón. Hay que ser adivino, anticiparse, intuir quién no muestra todo su potencial pero tiene capacidad de mejora con tanto margen que será mejor que ese que ya lo hace todo bien. Es cierto eso. Al mejor es muy fácil verle. Hay jugadores que no te muestran un nivel magnífico, pero su margen de mejora... Con los juveniles debes adivinar el futuro.

P. ¿De todos los jugadores que tuvo, quién fue el mejor?

R. Tuve varios buenos. Algunos sublimes técnicamente, otros contundentes. Batistuta. Samuel, el mejor defensor. Martino, por jerarquía. Hubo muchos.

P. ¿De quién oiremos hablar en cinco años?

R. De Messi.

P. ¿Cree que Messi ha sido bien educado?

R. Hay que preguntarse: ¿Técnica y temperamento? ¿Fuerza y coordinación? ¿Velocidad física y mental? ¿Inteligencia, psicológicamente preparado para defender una divisa? Eso son los rasgos fundamentales del jugador ideal. Mire a Messi y dará con la respuesta. Yo creo que todavía está en fase de formación. La experiencia me dice que de los 20 a los 24 años demuestras lo que puedes ser, das cuenta del potencial pero no has culminado el proceso. Messi está en esa etapa. De los 24 a los 30 ya no se crece tan rápido, pero se sigue creciendo. Messi va por buen camino. Le falta decir "aquí estoy yo", pero esa es la última etapa y ahora la va a encarar.

P. ¿Está en crisis el fútbol argentino?

R. Falta coherencia y autocrítica. Y sufre el contagio de la vida social, claro. El fútbol no puede ser ajeno a lo que pasa en la sociedad, porque le influye y hay inconvenientes en la sociedad. Debemos luchar contra eso. Talento hay seguro, pero cuando tú te crees que lo sabes todo empiezas a retroceder, y en Argentina nos creemos que lo sabemos todo con mucha facilidad. Creemos que sabemos mucho y sabemos hasta ahí no más.

P. El fútbol ha cambiado mucho en los últimos 50 años...

R. Antes se creía que la técnica era sublime pero cuando se arreglaron los campos apareció la velocidad. Y con ella, la fricción. Por eso Brasil, con su técnica mayúscula, fue eliminada, y la fuerza de espíritu de Uruguay te lleva a la final. Ya no basta con jugar muy bien a la pelota, no se puede jugar sin temperamento Pero al juvenil hay que seguir ayudándole, antes y ahora.

P. ¿Cómo?

R. Mostrándole una verdad fundamental. Hay dos caminos: el del fracaso seguro o la búsqueda de la victoria. El segundo no te garantiza ganar, podés perder. En el primero no hay duda. Al juvenil no se le debe pedir ganar, se le debe enseñar con argumentos: explicación, ejecución, corrección y repetición. Y se le debe dar tiempo a crecer, física y técnicamente. Ahora la problemática social es diferente, así que los niños son diferentes. El chico ya no ve la ilusión de llegar a Primera en el club de sus amores, ve otras cosas. Sube la condición económica y bajan los afectos. Cambió la mentalidad. Ahora, en media temporada, ganan para el auto, para su casa y para la de sus padres. Si te pasas de revoluciones, al crío lo matas. Pero si le das estímulo, se llena.

P. Usted se fue muy joven a España. ¿No es contraproducente?

R. No tiene por qué. Yo llegué con 22 años. Entonces no era como ahora, la fama de los jugadores era malísima, no éramos aceptados, era despectivo ser jugador y nos tenían en un rincón, en penitencia. Ahora todo el mundo quiere ser futbolista, los valores, ya ve, han cambiado. Cuando llegué no era común fichar defensores, estábamos Pepe Santamaría en el Madrid y yo en el Atlético, que era una familia. En España había un gran nivel de delanteros. Estaba la del Barcelona, con Tejada, Suárez, Kubala, Kocsis y Czibor; en el Madrid, que era recampeón de Europa, estaban Amancio, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y Gento. ¡Eran buenísimos!

P. ¿Y cómo se les paraba?

R. ¡Como podía! En aquel Atlético, el que no era bravo, no jugaba. Yo era duro, pregúntele a Luis: le pegaba en los entrenamientos, así que para frenar al Madrid... Recuerdo la última vez que jugué contra Di Stéfano, él con el Espanyol y yo por el Atlético en Sarrià... Hice un gol. Ellos se jugaban el descenso y nosotros el título. Me dijo: "Jorge, faltan cinco minutos y así nos salvamos del descenso, así que tranquilos". Yo le dije: "Vale, nosotros somos campeones, así que ni te acerques por el área, por tu bien". Alfredo hablaba mucho, insultaba mucho, pero yo le decía que le iba a matar y resuelto. El Barça también era complicado. Jugué mucho contra Kubala, era muy bueno con la pelota. Y muy estratégico. Kocsis era muy rápido, era bravo y técnicamente se parecía a Messi. Czibor era como Gento, más lento, claro, porque Gento era un fórmula uno; le pillaba cuando podía. Tenía que llegar antes de que arrancara o era imposible tirarle una patada. Puskas era un fenómeno, fue al primero que le vi pegar a la pelota con efecto. Me hablaba en argentino, con ese español hungarizado que tenía: "Ché Jorge, no dé tantas patadas", me decía.

P. La fama se la ganó a pulso, ¿no?

R. Digamos que di las patadas necesarias, para que se me respetara básicamente. Y yo no pedía perdón. Decía: "Levántate porque la próxima será peor". No crea, también me dieron mucho. Recuerdo a Ansola, de la Real de San Sebastián. ¡Era terrible, pegaba tremendo! Aquel era un fútbol muy contundente, muy físico. Ibas a provincias y se daba el partido por perdido. Yo les decía: "Chicos, da igual Madrid, Zaragoza o Córdoba. Hay que ganar siempre".

P. ¿Por qué dejó el Atlético?

R. Me dieron la libertad después de una hepatitis. Me llamó Casildo Boses, el mismo que me fue a buscar a Argentina, para ir al Espanyol. Yo no sabía ni siquiera si podría vivir y se lo dije: "No sé si les podré dar lo que esperan de mí". "Con tu presencia nos vale", me contestaron. Me hice unas pruebas. "Al pedo", me dijeron, y me quedé. Le guardo mucho cariño al Espanyol.

viernes, 8 de julio de 2011

Kevin Mitnick shows how easy it is to hack a phone

A propósito del escándalo de las escuchas telefónicas que terminó con el cierre del tabloide News of The World, el hacker Kevin Mitnick demuestra lo fácil que es escuchar el buzón de voz del celular de cualquiera.

Tomado de cnet.com por Elinor Mills

Hacker Kevin Mitnick is conscientiously working on his image.

(Credit: Declan McCullagh/CNET)

British tabloid News of the World said today it is closing down over a phone hacking scandal in which workers for the Rupert Murdoch-owned newspaper allegedly snooped on voice mail messages left on the mobile phones of murder victims, as well as celebrities, politicians, and the British royal family.


If unethical journalists can do it chances are anyone can, right?


To test my theory I called up Kevin Mitnick, who wrote about the hacking and social engineering that landed him in jail in a fascinating book coming out this summer, "Ghost in the Wires," and who serves as a security consultant, helping clients protect against privacy breaches such as this.

Phone hacking, also known as "phreaking," is easy to do, Mitnick said, adding that he could demonstrate it on my phone if I wanted proof. So I gave him permission to access my voice mail and told him my mobile phone number.


He called me right back on a conference call so I could hear what was going on. First he dialed a number to a system he uses for such demonstration purposes and entered a PIN. Then he was prompted to enter the area code and phone number that he wanted to call (mine) and the number he wanted to be identified as calling from (again mine). Next thing I know I'm listening to a voice message a friend of mine left me last night that I hadn't erased.


"See how easy it is?!" Mitnick says as my jaw drops.


He was able to get into my voice mail by tricking my mobile operator's equipment into registering the call as coming from the handset--basically pretending to be me. To do this, he wrote a script using open-source telecom software and used a voice-over-IP provider that allows him to set caller ID, but there also are online services that provide similar capability that non-hackers could subscribe to. It might be easier or harder to accomplish depending on the mobile operator, he said. (I'm keeping some of the details sketchy to avoid providing a how-to for phreaking.)


"Any 15-year-old that knows how to write a simple script can find a VoIP provider that spoofs caller ID and set this up in about 30 minutes," Mitnick said. "If you're not adept at programming, you could use a spoofing service and pay for it."


This technique, called Caller ID Spoofing, has been used and abused for years. In 2006, a caller ID spoofing account in the name of Paris Hilton was suspended for voicemail hacking, with other celebrities, including Lindsay Lohan, allegedly being victims, according to IDG News Service.


The method is more sophisticated than that allegedly used by the British journalists who are accused of using default PINs to access victims' voicemail accounts, assuming correctly that many people wouldn't bother to change the PINs. Since the phone hacking scandal first erupted about five years ago, mobile operators in the U.K. have changed their practices and most now require people to set their own PINs for remotely checking voice mail.


If I want to avoid having anyone use Caller ID Spoofing to access my voice mail again, I need to change my phone settings to require a PIN even when checking voice mail from my mobile device. But that doesn't address the fact that mobile operators don't authenticate caller ID. "The magic is that my VoIP provider allows me to set any caller ID and the other operators trust it," Mitnick said. "Caller ID is automatically trusted."


Mobile phone industry specialist David Rogers suggests on his blog that operators should consider preventing people from accessing mobile voicemails remotely at all.


Meanwhile, the Truth in Caller ID Act of 2010, which was signed into law late last year, prohibits anyone intending to defraud, cause harm, or wrongfully obtain anything of value from knowingly causing any caller ID service to transmit or display misleading or inaccurate caller ID information. This could send the caller spoofing services off shore but likely won't put an end to the practice.



Read more: http://news.cnet.com/8301-27080_3-20077732-245/kevin-mitnick-shows-how-easy-it-is-to-hack-a-phone/#ixzz1RXtPJWfl

miércoles, 6 de julio de 2011

Owen Hargreaves quiere volver.

Recuerdo a un joven jugador de complicado originen, nació en Canadá de madre galesa y padre inglés, que irrumpió en el Bayern Munich, un mediocampista que se convertiría en la nueva sensación del fútbol inglés de aquel entonces.

En su haber, participando activamente, cuenta con 4 bundesliga, 1 premier y 2 Champions League.

En el Bayern cumplió siete temporadas, desde el 2000 hasta el 2007, y alcanzaría un puesto en la selección inglesa, con la cual tendría 42 apariciones oficiales. Posteriormente Sir Alex Ferguson lo pediría para su Manchester United y luego de una temporada allí empezaría su calvario.

Una etapa marcada por lesiones que sólo le permitieron 23 apariciones desde el 2007 al 2011 y para completar, es cesanteado al término de esta temporada.

En la búsqueda de un nuevo club que le permita demostrar que ya está bien de sus dolencias físicas a sus 30 años Hargreaves ha colgado en internet videos entrenando.

Desde aquí saludamos esta iniciativa esperando que este valiente todo terreno consiga ficha.




¡Todos a comprar Aceite Sabrosón!

enlace


viernes, 1 de julio de 2011

El milagro Venezolano

por Andrés Oppenheimer. Tomado de lapatilla.com

Los críticos del presidente venezolano Hugo Chávez han aprovechado su ausencia de varias semanas en Cuba por una enfermedad no especificada para culparlo de toda clase de maldades, pero ya es hora de darle crédito por haber producido un verdadero milagro económico en su país. No estoy bromeando. Lo que Chávez ha hecho en Venezuela durante los últimos 12 años es nada menos que un milagro económico: pese a beneficiarse del mayor boom petrolero en la historia de Venezuela, de alguna manera ha logrado dejar el país hecho trizas.

Venezuela tiene una de las tasas de crecimiento más bajas de Latinoamérica, uno de los índices de inflación más altos de la región, cortes diarios del suministro eléctrico, escasez de alimentos, y un porcentaje de delitos sin precedentes en el país. Y lo que resulta aún más asombroso, tratándose de uno de los mayores productores de petróleo del mundo, Venezuela ha comenzado a importar electricidad de Colombia, según confirmó el ministro de energía eléctrica venezolano Alí Rodríguez el 15 de junio.

Es una proeza notable, si se considera que los precios del petróleo se han disparado desde $9 el barril cuando Chávez asumió su cargo en 1999 a $100 el barril actualmente. Aunque Venezuela tuvo booms petroleros en 1974 y 1979, esta ha sido la bonanza petrolera más grande y más prolongada del país.

Según cifras del Banco Central de Venezuela, los ingresos petroleros del país han sumado $700,000 millones desde que Chávez asumió la presidencia, según me dijo José Guerra, director del departamento de Economía de la Universidad Central de Venezuela, la principal universidad estatal del país. “Eso excede los ingresos petroleros del país durante los 25 años anteriores”, agregó Guerra.

Y sin embargo, esto es lo que Chávez tiene para mostrar:

- Mientras las economías latinoamericanas crecieron en un promedio de casi el 6 por ciento el año pasado, la economía de Venezuela bajó un 1.6 por ciento, después de haber caído otro 3.3 por ciento el año anterior, según cifras de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL).

- Mientras la mayoría de los países latinoamericanos tienen un índice de inflación de un solo dígito, el índice inflacionario venezolano subió desde el 12 por ciento de hace una década hasta el 27 por ciento el año pasado, según cifras la CEPAL. El índice inflacionario oficial de hoy es de alrededor del 25 por ciento.

- Mientras la mayoría de los países latinoamericanos están recibiendo inversiones extranjeras record, Venezuela sufre de fuga de capitales, y la deuda externa del país ha aumentado de $35,000 millones en el 2001 a $58,000 millones en el 2010, según la agencia de las Naciones Unidas.

- Los cortes de energía que afectan a casi todo el país, con la excepción de la capital, son los primeros que se recuerden en años recientes. Al principio, el gobierno se los adjudicó a la sequía, pero los economistas dicen que los cortes se deben a una casi absoluta falta de inversión en las instalaciones eléctricas durante los últimos años.

- La última escasez de alimentos incluye aceite, café, carne y azúcar. Venezuela, que fue el quinto exportador de café del mundo, ahora importa café de Nicaragua.

- La educación, la ciencia y la tecnología están cayendo en picada. El número de patentes de nuevas invenciones registradas en Venezuela —un índice clave para medir la innovación productiva — ha caído de casi 800 patentes anuales en 1988 a menos de 100 patentes una década más tarde, según cifras oficiales.

El gobierno de Venezuela se ufana de haber reducido la pobreza del 45 por ciento de la población al 28 por ciento en los últimos 10 años. Pero, durante el mismo período, Argentina redujo su porcentaje de pobreza del 45 por ciento al 11 por ciento de su población, Chile del 20 al 11 por ciento, Brasil del 38 al 25 por ciento, y Perú y Colombia en porcentajes similares, según cifras de la CEPAL. Casi todos estos países, a diferencia de Venezuela, están atrayendo inversiones y creando industrias que generarán crecimiento a largo plazo.

Mi opinión: Venezuela ha sido uno de los países latinoamericanos que más dinero ha recibido en los últimos años, pero ha despilfarrado esta bonanza en subsidios en efectivo y en grandiosos proyectos de propaganda internacional que, cuando caigan los precios del petróleo, dejarán al país hundido por muchos anos.

El deterioro venezolano se debe en parte al caótico manejo económico de Chávez, en parte a la implementación de un modelo narcisista-leninista que apunta a destruir el sector privado y a crear un país de zombis dependientes del gobierno, y en parte a razones francamente inexplicables. Cuando Chávez vuelva a la luz publica, debería ser recibido como el autor de un verdadero milagro económico al revés.

________________________

Publicado originalmente en el diario El Nuevo Herald (Miami)