cine (340) deportes (288) musica (267) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (66) economia (43) documentales (25) curiosidades (23) tv (22) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 14 de agosto de 2013

Black Sabbath @ Detroit, 06/08/2013

I can't fucking hear you!

Black Sabbath se me estaba volviendo esquivo. Ya el año pasado siendo el principal motivo para ir a Hellfest habían cancelado por el cáncer de Iommi, presentándose sólo Ozzy (y Geezer Butler). Este año ya tenía planificado un viaje a Estados Unidos cuando hacen el anuncio de la gira indicando que pasarían por allí 3 días antes de mi llegada a Florida. ¡No puede ser! Así que forcé la barra, sacrifiqué unos días del viaje y compré boletos a Detroit. Se dio la agradable casualidad que uno de mis compañeros de Hellfest estaría ese día a un par de horas de allí y se encontraría ese día conmigo.

Detroit no es precisamente el destino turístico soñado en estos momentos, acaba de declararse en bancarrota y es bien sabido que cada día desciende más la población y aumenta la pobreza, pero ver a los ingleses bien valía la pena.

Si se pudiera escoger una sola banda responsable de todo el metal, es ésta. Los riff de guitarra de Iommi, ese sonido, esa maldad y manifiesto de una realidad no siempre positiva que aún hoy se siente en los cientos de bandas que surgieron con los años lo demuestran. Ver a Black Sabbath para un metalero es lo más parecido a ver el mesías para un creyente. Es el génesis de todo ésto.

La locación es interesante (DTE Energy Music Theatre), un auditorio techado y abierto en el que una buena parte de la audiencia podía sentarse bajo el techo (nadie lo hizo) y otra disfruta el espectáculo desde la grama que lo rodea. Por cierto, el sitio no es precisamente Detroit, es un suburbio de poco menos de 1.000 habitantes llamado Clarkston (allí vive Kid Rock), lo cual si se quiere es mejor ya que está rodeado de verde y le da un aire especial y mágico. El sonido estuvo como debería estar, bien y duro. Muy buena acústica del sitio.

El "telonero" de este segmento del tour es Andrew W.K. pinchando música antes del evento principal. Más de uno se sintió estafado cuando lo anunciaron al compararlo con Megadeth, el compañero de Sabbath en Sudamérica. Llegamos un poco tarde así que nos perdimos esta parte, en verdad no nos preocupaba.

Se aproximaba el momento, Ozzy saludó a la audiencia antes de aparecer en tarima para algarabía de todos. Telón oscuro, y unas luces detrás dejaban entrever la silueta del Príncipe de las Tinieblas. Telón abajo y los acordes de War Pigs abofeteaban a los presentes. Piel de gallina. El tan ansiado momento había llegado.

De esa primera y épica época de Sabbath con Ozzy siguieron con Into the Void del Master of Reality; del Vol 4 el poderoso ritmo de Under The Sun/Every Day Comes & Goes y uno de los grandes clásicos, Snowblind. Le tocaría el turno posteriormente a la primera pieza de la noche del álbum 13, Age of Reason. El público, en su gran mayoría bien entrado en años, durante la presentación de estas canciones se apagó un poco. El momento pasó rápido y se vendría la canción que dio comienzo a todo, Black Sabbath. El público enloqueció, se sentía el aire lúgubre que transmite aún 43 años después de su creación. Posteriormente tocarían del mismo disco Behind the Wall of Sleep y N.I.B, casi nada.

Ozzy no se cansó de animar, invitaba continuamente a aplaudir, agitar los brazos y gritar con su I can't fucking hear you! Hicieron una mezcla del 13 y Paranoid con End of the Beginning, Fairies Wear Boots, Methademic y la instrumental Rat Salad que serviría de inicio al solo de batería del nativo de Detroit, y reemplazo de Bill Ward, Tommy Clufetos quien ha tocado con Ted Nugent, Alice Cooper, Rob Zombie y Ozzy (fue el baterista que vimos el año pasado en Hellfest con Ozzy) Nos volveríamos a dejar de tonterías para concluir al Paranoid con Iron Man.

Seguiría la última canción del 13 de la noche (y una de las mejores del disco) God is Dead. Después una selección que me sorprendió, Dirty Woman del poco apreciado Technical Ecstasy, época cercana a la partida de Ozzy en la que la banda andaba un tanto perdida, supongo que aquella famosa frase de "Pasamos de ser una banda de rock que experimentaba con drogas a una banda de drogas que experimentaba con rock" pueda ser la mejor explicación. Yo hubiera seleccionado otra canción, pero bueno, el video acompañante fue bien entretenido.

Del Master of Reality vendría una de las mejores piezas de la noche, Children of the Grave. La rítmica de esta canción es una verdadera joya. Fin de concierto, era el momento de pedir más y nos regalaron una de sus canciones más importantes, Paranoid con el intro de Bloody Sabbath Bloody Sabbath antes.

Lo que cualquiera a esta altura se pregunta es ¿Cómo está el desempeño de la banda? Pues Ozzy no está a tope, pero si está mejor que el año pasado. Con los clásicos no tuvo mayor problema pero con las canciones de su último disco 13 se notó mucho sus deficiencias vocales actuales. Iommi tampoco estuvo exento de errores, al menos pillé dos en diferentes canciones, pero bueno, a los padres del metal se les perdona este tipo de cosas, recordemos que a Iommi le diagnosticaron cáncer el año pasado. El que sigue duro como una roca, tanto en desempeño como en tarima es Geezer Butler, tal vez uno de los bajistas más subestimados de la escena, un verdadero duro, que bien sonó ese bajo, sobre todo en la primera parte del concierto. En general la banda se desempeña muy bien y suena mejor aún. Sinceramente cumplió mis expectativas.

Esto fue un hito en mi búsqueda musical en vivo. Pocas cosas de este estilo podrían superar esta experiencia.







lunes, 12 de agosto de 2013

Reviviendo a Genesis @ Caracas, 28/07/2013

Genesis. Estos ingleses conformaron una de las bandas más importante de la historia del rock progresivo y sinfónico. Como ha sucedido en similares, pasó por etapas marcadas por cambios en la alineación y, a su vez, de tendencia musical, pasando del más intrincado rock sinfónico al más simple pop rock. Decían que en algún momento se percataron de que podían llegarle a la gente con música más sencilla (descubrieron el agua tibia). Lo cierto es que primero con la partida de Peter Gabriel y luego con la de Steve Hackett y el paso de Phil Collins al frente de la banda, el estilo cambió radicalmente, empezaron a poner lo último en tecnología en tarima, llenar estadios y sus bolsillos, no sin la respectiva polémica con sus primeros y fieles seguidores. A mi en lo particular me gusta todo, la calidad de la música va más allá de su nivel de complejidad.

Los verdaderos constantes en la agrupación son los más discretos Mike Rutherford y el que se pudiera considerar responsable del sonido de la banda, Tony Banks. Su última gira, junto a Phil Collins y Chester Thompson, data del 2007. Pareciera que es el final, pero quien sabe, Peter Gabriel no descarta una reunión. Sería excelente, siempre y cuando les quede fuelle para rendir como es debido en escenario.

Mientras tanto por aquí en Venezuela tenemos el gusto de contar con una excelente banda tributo, desde Maracaibo, Duke (twitter @DukeBanda). Conformada por el conocido baterista (y en este caso también cantante, a lo Phil Collins) Fernando Valladares (si no saben quien es, visiten su twitter @ValladaresDrums - web http://fernandovalladares.com, vean la discografía y vuelven, gracias) Lo acompañan Sergio Faccio (Teclados), Carlos Nieto (Batería), Ricardo Perfetti (Bajo) y Andrés Rodríguez (Guitarra).

Los responsables del sonido fueron dos duros bien conocidos en la escena local: German Landaeta (twitter @GermanLandaeta) y Darío Peñaloza (http://www.dariopenaloza.com). Se encargaron de que todo eso sonara y se viera bien (cada canción fue acompañada por un video de soporte) en el auditorio de Corp Banca, y así fue.

Genesis, en especial lo que se pudiera considerar su primera etapa de rock sinfónico "trancado", es bien complicado, cualquier esfuerzo por tocar aquello tiene que ser bien ponderado y Duke no defraudó, salió notablemente bien parado. Se nota un elaborado trabajo para conseguir el sonido y el acople necesario para sonar lo más parecido posible a los ingleses. Me comentó un amigo de una banda que Duke desde hace tiempo viene comprando el equipo que usaba Genesis, así que el proyecto pareciera tener todo el cariño y cuidado necesario.

En el set list conté con la gran ayuda de mi compañero en el concierto, un fiel de este blog y fan duro de Genesis, lastmario. El nivel de detalle es total, sin más comentarios aquí se lo dejo (disco entre paréntesis):

* Video de presentación/homenaje a Genesis.

Behind the lines (DUKE)
Turn it on again (DUKE)
Land of confusion (INVISIBLE TOUCH)
No son of mine (WE CAN'T DANCE)

* Presentación de la banda por parte de Fernando Valladares.

OLD MEDLEY (THE WAY WE WALK Live Tour):
         Dance on a volcano (A TRICK OF THE TAIL)
         The lamb lies down on broadway (THE LAMB LIES DOWN ON BROADWAY)
         The musical box (NURSERY CRYME)
         Firth of fifth (SELLING ENGLAND BY THE POUND)
         I know what I like [in your wardrobe] (SELLING ENGLAND BY THE POUND)
                a) That's all (GENESIS)
                b) Follow you, follow me (AND THEN THERE WERE THREE...)
                c) Stagnation (TRESPASS)

* Pausa, salida de escena.

MEDLEY:
         Unquiet slumbers for the sleepers.../... In that quiet Earth (WIND AND WUTHERING)
         Supper's Ready parte VI: "Apocalypse in 9/8 [Co-Starring the Delicious Talents of Gabble Ratchet]" (FOXTROT)
         Supper's Ready parte VII: "As Sure As Eggs Is Eggs [Aching Men's Feet]" (FOXTROT)

Horizons (Homenaje a Steve Hackett) (FOXTROT)
Throwing it all away (INVISIBLE TOUCH)
Tonight, tonight, tonight (INVISIBLE TOUCH)
Invisible touch (INVISIBLE TOUCH)

MEDLEY (WHEN IN ROME Live 2007):
         In the cage (THE LAMB LIES DOWN ON BROADWAY)
         The Cinema Show (SELLING ENGLAND BY THE POUND)
         Duke's Travels (DUKE)

Drum duet (Collins/Thompson)
Los endos (A TRICK OF THE TAIL)

Me hubiera gustado escuchar más cosas de Selling England By The Pound, pero tampoco me quejo.

Valladares tomó detalles de Phil Collins en los conciertos en vivo de Genesis y los usó de vez en cuando, como el juego en el que tocaba la pandereta con piernas y brazos. También se lanzó varios dúos de batería con Nieto, a lo Collins-Thompson.

Sigue sin gustarme la extraña disposición de este auditorio cuando no lo abren por completo, separando en dos al público en el que se vieron las caras que siempre acuden a estos eventos de rock progresivo, estando en todo momento bien entusiasmado y llegando a escucharse en algunos coros.

El telonero, que pareciera producto de una afortunada casualidad según contó, fue el guitarrista venezolano Felix Martin http://www.felixmartin.net/ y su guitarra de 14 cuerdas, digo su porque la diseñó el mismo. Lo que tocó me recordó un poco a Dream Theater (también estudió en Berklee).

Buen concierto en una plácida tarde de domingo en esta hostil ciudad.