cine (345) deportes (288) musica (274) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (26) curiosidades (23) tv (22) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

martes, 17 de abril de 2018

Silicon Cowboys (2016) 8/10

Erase una vez una empresa llamada Compaq...

Tres empleados de Texas Instruments decidieron dejar sus empleos y montar una empresa. Las opciones eran un restaurante de tacos o un fabricante de computadores personales. El resto es historia.

Interesante documental -con unas cuantas lecciones de gerencia- que narra una parte esencial de la historia de la computación personal. La influencia de lo que logró esta empresa llega hasta nuestros días en los que nuestras vidas giran alrededor de un teléfono móvil. Al ver el documental sabrán el por qué.

Particularmente disfruté mucho este film. De joven fui lo que llaman un hardware junkie (Aficionado a los componentes de computadoras). El primer PC al que tuve acceso fue un Zenith EaZy PC -algo similar a un XT- que eventualmente desarmé por completo, cosa que hice con cada computadora que he tenido, fuera un clon armado por mi o de marca.

Si les gusta el tema lo pasarán bien. Más info en imdb.com

Trailer




domingo, 15 de abril de 2018

Estereo Picnic, 23 - 25 Marzo 2018


Este 2018 de festivales y conciertos lo empecé de una manera atípica e inesperada: a mediados de marzo -en un arrebato de última hora- decidí ir por primera vez al Estéreo Picnic, evento que se viene realizando en la Sabana de Bogotá desde 2010.

Había oído hablar de él, pero con menos interés que con Rock Al Parque -el otro gran festival de Bogotá-, ya que sus carteles suelen ser más eclécticos y enfocados a otra clase de público, pero bueno, me pareció interesante la oportunidad de ver a Gorillaz y The Killers en un festival latinoamericano convertido en una especie de mini Lollapallooza, ya que compartieron varios artistas.

Viernes 23. La jornada empezó con el lento intercambio de tickets por pulseras y descubrir que el pack Budweiser no valía la pena: un poncho para la lluvia permeable, dos cervezas para todo el festival y un área reservada que no tenía nada de VIP en su escenario a cambio de demasiados pesos. El primer artista que vimos fueron los californianos de The Neighbourhood (The NBHD). De ellos conocía un par de canciones de mis listas indie: Sweater Weather y Afraid. La banda suena bastante bien, pero su cantante -Jesse Rutherford- a pesar de su pinta punk, totalmente tatuado y con peso de junkie, no se defiende muy bien que digamos con su voz. Aquí les dejo el setlist completo.

Visitamos otro escenario para ver un rato a los folks alemanes Milky Chance. Bastante entretenido lo que vimos y seguimos con la segunda presentación de Lana del Rey en la historia de este festival. Los acordes de Experiment in Terror de Henry Mancini -La Pantera Rosa- daban inicio a esta neoyorquina establecida en Los Ángeles. Con un encanto particular empezaría su show en el marco de la gira LA to the Moon con 13 Beaches de su más reciente álbum, Lust For Life de 2017 y su estilo Pop "inteligente" que se mueve en diferentes variaciones con un toque por la nostalgia de los 50s y 60s. Con el fondo del escenario mostrando una tranquila playa la escucharíamos acompañada siempre de un par de coristas con su repertorio destacando las archiconocidas Video Games -canción con la que se dio a conocer- y Summertime Sadness -tema que recorrió el mundo-. Aqui les dejo el setlist completo de una presentación que resultó agradable y una grata sorpresa para mi.

Unos minutos después llegó uno de los platos fuertes del festival, directo de Las Vegas, The Killers. Esta es la segunda oportunidad que tengo de verlos, la primera fue en Miami en 2009 en plena gira del Day & Age -algo difícil de superar-. Sin embargo allí estaba para ver el show de Brandon Flowers, uno de los grandes frontman de la escena actual. No fuma, no bebe, no anda con groupies. Cantando parece un predicador clamando sus canciones al público. Pero qué carisma y voz se gasta, sigue impecable nueve años después. Esta gira promociona el álbum Wonderful Wonderful de 2017 del que arrancaron con la canción The Man. Sin dar mucho chance para relajarse siguieron con las poderosas Somebody Told Me y Spaceman, el público enloqueció cantando y brincando. Con un par de discos más a cuestas el setlist sería más variado que en el 2009, lo cual no es necesariamente de mi agrado, prefiero el trabajo de esta gente al principio de su carrera. Aqui les dejo el setlist completo. De algo me percaté apenas se montaron en tarima y es algo no necesariamente conocido por el resto del púbico: de los integrantes sólo estaban Brandon y el baterista Ronnie Vannucci Jr. El guitarrista Dave Keuning y bajista Mark Stoermer no participaron en esta gira. Siguen en la banda pero buscaron reemplazos para estos shows en vivo. Los suplentes, Ted Sablay y Jake Blanton respectivamente, hicieron un buen trabajo, pero no es lo mismo. Vino un momento especial en la noche, preguntaron quién entre el público quería pararse a tocar la batería, lo hicieron dos. El primero lo intentó pero no pudo ni arrancar, luego apareció "Andrés de Bucaramanga" y se comió el show. No sólo tocó For Reasons Unknown con pocas fallas sino que incluso posó para la cámara. Gran recuerdo que se llevó. Posteriormente seguiríamos escuchando más buenas piezas como Human, A Dustland Fairytale, Runaways, Read My Mind y All These Things That I've Done. Llegó la hora del encore, Brandon ahora viste un traje claro y brillante -un poco a lo Elvis-. El público ya estaba un poco agotado hasta que Brandon preguntó si queríamos que siguieran tocando y avisó que quedaba una más; arrancaron los acordes de Mr. Brightside: euforia colectiva a pesar de la pertinaz lluvia que nos acompañó durante toda la velada, fuegos artificiales y hasta mañana.

El Sábado 24 nos lo tomamos con mucha calma. Sólo teníamos un artista pendiente en la lista por ver así que nos dedicamos a caminar el recinto del festival, probar comidas -bastante buenas y a precio razonable- y escuchar de lejos algunas presentaciones. Los festivales suelen ser extenuantes -más si son pasados por agua- así que tocaba racionar energías para el domingo. Mientras hacíamos fila para comprar una hamburguesa escúchabamos el Hip Hop old school de De La Soul. Luego escuchamos tirados en una tumbona a los bogotanos de Bomba Estéreo -pusieron a todos a bailar-. Después fuimos un rato a la fiesta que montaron los suecos de Galantis, un par de DJs que hacen la percusión en vivo con resultado bien divertido.

Nos movimos nuevamente buscando tomar un buen puesto para ver a Gorillaz, la banda virtual del cantante de Blur -Damon Albarn- y el caricaturista Jamie Hewlett. De los músicos en vivo originales sólo queda el tecladista Mike Smith. Por allí pasaron un ejército de vocalistas, De La Soul y la colombiana Kali Uchis -mostrando media nalga- entre ellos, ya que se habían presentado más temprano y tienen colaboraciones con Albarn quien constantemente se comunicó con el público, a veces a través de un rudimentario español. Se escucharon canciones como 19-2000, On Melancholy Hill -mi favorita de la banda-, Feel Good Inc. y cerraron con su primera y más importante pieza, Clint Eastwood. Aquí les dejo el setlist completo. Vimos una parte del concierto dentro del mosh y otra desde afuera: el ambiente frío -Albarn lo compararía con el de su natal Londres- y lo calmado de la mayoría de su música invitaba a relajarse y disfrutar el show cómodamente. Así cerramos el segundo día de festival.

Llegamos recuperados para el Domingo 25, el día más rockero del festival. Por despiste nos perdimos Diamante Eléctrico. Los bogotanos hacen buen garage rock, ya son bien conocidos fuera de Colombia y fueron acompañados por la leyenda de ZZ Top Billy Gibbons. Así que arrancamos este día con el dúo británico Royal Blood. Les invitamos a que escuchen su música y sepan que son sólo dos músicos: Mike Kerr en las voces y bajo -bien distorsionado- y Ben Thatcher en la batería y ¡Vaya escándalo arman en tarima! Hacen una mezcla de rock duro con garage y toques de stoner. Con sólo dos discos a cuestas escuchamos un mezclado de ambos en donde destacan canciones como Little Monster, Figure It Out y Out Of The Black. Aquí les dejo el setlist de uno de los toques que más disfruté del festival.

Después del respectivo café de la tarde veríamos un rato a los mexicanos de Zoé. Doble batería, guitarras de 12 cuerdas, bajos de 6... todo un contraste con la banda anterior que sin embargo, para mis gustos, no se traduce en algo mejor o más entretenido. No siempre hace falta tanta parafernalia para hacer buena música y la banda no me impresionó particularmente. Del setlist sólo había escuchado Labios Rotos y no estuvo mal. Circulamos por varios escenarios para ver brevemente a The Nationals -el mal llamado Radiohead norteamericano- (setlist), otro rato a los venezolanos de La Vida Bohème y finalmente a LCD Soundsystem. A estos últimos los vimos de lejos, comiendo mientras tocaban Daft Punk Is Playing At My House, I Can Change, Someone Great y Dance Yrself Clean (setlist).

Así cerramos el primer concierto y festival del año. Estaremos pronto transmitiendo.

Edición de texto por Lastmario.

sábado, 24 de febrero de 2018

Get Out (2017) 8/10

Cuando vi la lista de nominados al Oscar de este año me sorprendí al ver esta película dirigida y escrita por Jordan Peele. Mi sorpresa no tenía que ver con la calidad de este film -cumplió mis expectativas en aquel entonces- o que no se mereciera cuatro nominaciones, si no porque no pareciera material típico para el Oscar. Asumo -lamentablemente- que el componente racial tuvo más probabilidad de ser preponderante que una apuesta por este tipo de cine. Sin embargo me alegro mucho por este director y su protagonista, Daniel Kaluuya.

Get Out es una película de terror y misterio en donde sabes que hay algo malo -no cuadra- pero al descubrirlo te llevas una buena sorpresa. Hablarles más podría arruinarles la sorpresa, así que si le gustan el terror y misterio, no duden en verla.

Más info en imdb.com.

Trailer.




Mad Cool, 6 - 8 Julio 2017

Era la hora de la segunda edición de la nueva referencia musical de la capital de España, el Mad Cool Festival, esta vez con más de 60 bandas en vivo y con la primera edición como experiencia para corregir los errores.

Fueron relativamente pocas las diferencias con el año anterior. Se eliminó el wallet digital para la compra de bebidas y no hubo presentaciones en los escenarios cerrados, todo al aire libre.

El festival empezó el 6 de Julio: día en el que esperábamos ver a los ingleses de Wolf Alice, pero no fue así dado que cancelaron sus presentaciones en vivo al retrasarse la publicación de su último disco. Por lo tanto nuestro primer show sería el de las chicas de Warpaint. Con uno de esos estilos que se mueven entre pop y art rock difíciles de encasillar  y que termina cayendo en la ecléctica etiqueta de Indie, empezaron con Heads Up. En la banda, donde todas cantan, destaca Emily Kokal, quien fuera novia de John Frusciante -ex Red Hot Chili Peppers-. Frusciante masterizó el primer EP de esta banda. Las vimos un rato y nos fuimos. Aquí tienen el setlist completo.

 Nos movimos a los escenarios principales en donde ya se encontraba tocando The Lumineers. A continuación arrancaron los ingleses de Foals, más indie rock, sólo que esta vez un poco más movido que Warpaint por sus notables raíces techno y sus características guitarras. Abrieron con la popular Mountain At My Gates -canción que aparece en el soundtrack del juego FIFA 2016-. Segunda banda del día en importancia, acumuló una buena cantidad de público, tanto que hacía difícil moverse entre escenarios. Más tarde tocaron My Number, otra canción conocida por nosotros, que sin ser aficionados a esta banda ni mucho menos, disfrutamos un rato de su festiva y entretenida música. Aquí les dejo el setlist completo.

Para cerrar nuestro primer día se venía el plato fuerte del festival, Foo Fighters. Ninguno de nosotros había tenido la oportunidad de verlos en vivo. Apareció la banda saludando al público, Dave Grohl nos recordó la bella luna que nos acompañaba ese día e inició con Everlong: ¡La explosión del público fue brutal! Todos empezaron a cantar y saltar. Acababan de comenzar más de dos horas de excelente entretenimiento. Una pequeña pausa en la que Dave gritó "Mother Fuckers" y arrancó -con el mismo ánimo- Monkey Wrench. Para no bajar la intensidad siguieron con Learn To Fly. No me imagino una forma mejor de empezar un concierto de esta banda de Seattle, EEUU. Siguieron con Something From Nothing, The Pretender y una versión a ritmo de balada de Big Me -canción de su primer disco-.

Los Foo tenían 6 años sin ir a Madrid, así que tenían un par de discos que presentar: el Wasting Light de 2011 y Sonic Highways de 2014. De ambos escucharíamos varias canciones como las siguientes en el setlist: Congregation y Walk. Durante esta última el público acompañaba a todo pulmón, mayormente con el "I never wanna die", otro gran momento de la noche.

Antes de seguir, Grohl charlaría un poco: preguntó quiénes habían estado en un show de Foo Fighters antes y empezó a presentar a la banda. Le tocó primero el turno al guitarrista principal Chris Shiflett y tocaron un fragmento de Panama -Van Halen-. Siguió con el bajista Nate Mendel. Nate hizo un solo apoyado en su baterista. "¡Rami Jaffee en los teclados! Tocaron Miss You -The Rolling Stones-. El siempre sonriente Pat Smears en la otra guitarra principal, tocó cualquier cosa. El talentoso baterista Taylor Hawkins, quien tarareó el famoso intro de Under Pressure de Freddy Mercury con Queen en Wembley. El mismo Taylor cantaría la siguiente canción: Cold Day In The Sun.

Volvió la fiesta con All My Life, Times Like This y These Days. Apenas acabamos de pasar la mitad del show, aún quedaba mucho tela que cortar. Siguieron con una de mis favoritas, My Hero, canción que le dedica Grohl a los héroes que hay entre nosotros. Él mismo también dedicaría la siguiente pieza, Skin And Bones, a todos los fans de la banda. A mitad de canción Jaffee empezó a tocar el acordeón.

Continuaron con tres temas del Wasting Light: White Limo, Arlandria y Rope. Grohl se puso a bromear con cuántas canciones más quería escuchar la audiencia: se acercaba el final. Siguieron con una versión lenta de Wheels y fuimos de los primeros en escuchar Run, del álbum Concrete And Gold que no había sido publicado en aquel momento. El entregado público también se sabía esta; no se pueden quejar los Foo que habían tocado canciones de todos sus discos, incluso del que estaba por salir a la venta en un par de meses.

Sólo faltaban dos canciones más: This Is A Call -del primer álbum- y, después de anunciar que ellos no hacían encores y agradecer a todos, cerraron con Best Of You. Grohl pedía más del público y este sin duda respondió toda la noche, incluso luego de dos horas de euforia ininterrumpida. Uno de los mejores shows de 2017 en mi opinión y un nuevo hito alcanzado. Siempre he dicho que Foo Fighters tal vez sea la última agrupación que apareció en la escena musical que alcanzó el estatus de megabanda.

El viernes 7 de Julio fuimos a ver sólo dos bandas, casualmente ambas de punk rock, la primera sería Rancid. Tras poder finalmente verlos, completé mi lista de grandes del punk rock de mitad de los 90s responsables, junto a Green Day, The Offspring y NOFX, de traer el género de nuevo a la palestra. El escenario tenía un trapo con la portada del ...And Out Come the Wolves, su disco más importante, que recientemente había cumplido 20 años y del cual ese día escuchamos unas cuantas canciones. Arrancaron con Radio, toda una declaración de lo que significa la música para nosotros y seguirían varias canciones del mencionado álbum, una tras otra, Roots Radicals, Journey to the End of the East Bay, Maxwell Murder y The 11th Hour. Allí estaba Tim Armstrong con una gran barba, guitarra Gretsch al hombro y su estilo único derrochando carisma sobre la tarima.

Se escuchó algo de cada álbum, incluso del recién estrenado para el momento Trouble Maker con la canción Ghost Of A Chance. En algún momento del show vimos a Tré Cool -baterista de Green Day- echándole aire con una toalla a su colega de Rancid, Branden Steineckert. A continuación tocaron la excelente Salvation del Let's Go, otro de los álbumes populares de la banda. Siguieron con I Wanna Riot y Old Friend, dos canciones que muestran la flexibilidad de la banda en estilos. En esa misma onda siguieron con Where I'm Going, también de su último disco y que canta Lars Frederiksen, la otra voz principal de la banda.

Luego volverían al punk rock más tradicional con Tenderloin, St. Mary -en las que particularmente se nota la alta calidad de su bajista, Matt Freeman- y Olympia WA -uno de sus clásicos-. Faltaba poco para terminar, sonó Fall Back Down y cerraron con las dos canciones más importantes de la banda, Time Bomb y Ruby Soho: "Destination unknown Ruby ruby ruby ruby soho" cantamos a todo pulmón. Un excelente show muy esperado por nosotros. Aquí les dejo el setlist completo.

Entre Rancid y la siguiente banda que queríamos ver teníamos bastante tiempo así que nos pusimos a vagar por el recinto. Vimos de reojo un rato en los escenarios secundarios a Ryan Adams y Kodaline, pero nos aburrimos rápido, así que nos centramos en charlar y tontear.

Con suficiente antelación nos fuimos a la tarima principal, sobre la que pocos minutos después se presentaría Green Day. Entre los máximos exponentes del punk rock californiano, definitivamente es a ellos a quienes mejor les ha ido. También son quienes más han ampliado sus horizontes musicales -lo que les ha costado la crítica de sus fans más viejos-, de forma exitosa. Además, el show que estábamos por presenciar demostraría que estamos ante una banda que dio un paso más allá del típico show de punk de protesta y se convirtió en un espectáculo apto para todo público. Tres canciones en tape anunciaban que estaba por empezar el espectáculo: Bohemian Rhapsody de Queen -la gente se la sabía :)-, Blitzkrieg Bop de Ramones -The Drunk Bunny apareció en tarima animando- y The Good, The Bad And The Ugly de Ennio Morricone, momento en el cual se montó la banda con Billy Joe cantando Know Your Enemy, Bang Bang y Revolution Radio, tres canciones de alto contenido político aprovechando la reciente elección de Donald Trump como presidente. Allí estaba Billy Joe, sobre quien el tiempo pareciera no pasar con todo y sus problemas de adicciones: sigue viéndose joven y su voz está intacta. A continuación tocaron tres del álbum American idiot: Holiday -alargaron la parte del bajo para apagar las luces y al grito de ¡España! lanzar varias consignas en contra de la homofobia y el sexismo-, Letterbomb -la gente gritó ¡eeeoooo, eeeooo¡ antes de empezar- y Boulevard of Broken Dreams, durante la cual el público empezó a cantar espontáneamente en completo éxtasis provocando que Billy Joe se acostase en la tarima en agradecimiento. Luego pediría que guardaran sus móviles y vivieran el momento, al carajo Facebook.

El show seguiría con una de las más viejas, Longview del brutal álbum Dookie. Allí presentarían a la banda: Mike Dirnt en el bajo y Tré Cool en la batería y, como en casi todas las canciones, Billy Joe siempre tenía algo que decir. Esta vez pidió que cantaran y bailaran toda la noche y aprovechó para subir a alguien del público para ayudarlo a cantar hacia el final. Antes de eso le preguntó a uno de dónde era y cuando le dijo "de Venezuela" le pareció extraño.

Más adelante tocaron una canción aún más vieja, Papper Lanterns: aquí se supo quién era un hardcore fan. Siguieron con la divertida Hitchin' a Ride, todos saltaron al ritmo de la música al grito de ¡Viva España!

Era el turno de dos de mis favoritas, una tras otra del álbum Dookie, When I Come Around y Welcome To Paradise. Seguidamente y al grito de "I wanna be the minority" todos sabíamos qué se venía. Billy Joe aprovechó para presentar a los acompañantes de la banda, Jason White en la guitarra -quien en algún momento fue miembro oficial-, Jeff Matika en la otra guitarra -responsable según Billy Joe de llevarles la cocaína directo desde Colombia- y Jason Freese en el saxo -en ese momento con un acordeón-.

Siguieron con dos canciones del American Idiot, como aparecen en el álbum: Are We The Waiting y St. Jimmy. Luego en uno de los momentos especiales de la noche, hicieron un cover de Knowledge, canción de Operation Ivy, la banda que originó Rancid, para lo cual fueron invitados a tarima Tim Armstrong, Branden Steineckert y Matt Freeman de Rancid. A un joven que habían subido del público a tocar la pandereta le regalaron una guitarra, su cara de sorpresa fue espectacular.

Durante casi toda la velada las canciones vinieron a pares, esta vez del Dookie: Basket Case y She. El público la pasó en grande esa noche. Siguiendo con King For A Day, algunos de la banda se pusieron sombreros e hicieron un medley fiestero con las canciones Shout, Teenage Kicks, Always Look on the Bright Side of Life, (I Can't Get No) Satisfaction y Hey Jude. Antes de cerrar tocarían un par más del Revolution Radio, su álbum más reciente y del cual estábamos presenciando la gira promocional.

Como conclusión tendríamos un par de encores. El primero con American Idiot y Jesus Of Suburbia -una larga canción-. Increíblemente la concurrencia aún tenía fuerzas para cantar y saltar al ritmo de los punks y vino el segundo que cerraron con Billy Joe tocando solo con su guitarra acústica las canciones 21 y Good Riddance (Time of Your Life) -en la cual soltaron papelillo-. La banda en pleno salió a despedirse con un público ya agotado pero feliz después de 28 canciones y un gran espectáculo. Aquí pueden ver el setlist en detalle.

Llegaría el último día de Mad Cool el sábado 8 de Julio. Con más sorna que otra cosa fuimos prácticamente a pasar el rato, sin embargo los dos primeros shows del día para nosotros fueron interesantes. Primero la banda británica de noise rock Savages, conformada sólo por chicas y que ya tuve la oportunidad de ver en el Primavera Sound Barcelona 2016 (Aquí les dejo la reseña). Esta vez tocaron algunas canciones distintas -setlist- pero con el mismo entretenido e interesante resultado. Luego, en la misma zona de escenarios secundarios, vimos a Dinosaur Jr.. La banda de Massachusetts fundada en 1984 es considerada una de las grandes influencias de la movida de rock alternativo que tendría su explosión a principios de los 90s, sobre todo por la forma de tocar la guitarra del vocalista J Mascis. Tras un hiato de casi diez años a principios de los 2000s, y volvería con su alineación original -la que tuvimos oportunidad de ver- con Lou Barlow en el bajo y Murph en la batería completando el power trío. Entre las canciones más conocidas que tocaron estuvieron Going Down, su cover de Just Like Heaven de The Cure, Feel The Pain y Start Choppin. Cerraron con Training Gound, un cover de Deep Wound, la banda de hardcore que formaron Mascis y Barlow antes de Dinosaur Jr. Interesante toque que nos dio la oportunidad de ver una de las grandes influencias de uno de nuestros géneros musicales preferidos, el grunge. Aquí tienen el setlist completo.

Posteriormente caminamos a la tarima principal en donde ya se presentaba Kings Of Leon. Con relativamente poco interés en la banda de Nashville, Tennessee, allí nos paramos a ver su show. En general no nos gusta mucho, a excepción de las canciones más rockeras. Allá se escucharon piezas como Fans, Notion, Use Somebody, On Call, Radioactive, Knocked Up, Sex On Fire y Waste a Moment. Aquí tienen el setlist completo. Con aún tiempo y un tanto aburridos fuimos a ver a M.I.A. pero no nos gustó, conocíamos algún material de ella pero el enfoque del show era muy techno. Aquí tienen el setlist por si lo quieren consultar. Foster The People (setlist) se presentaba en paralelo, pero ya tampoco le prestaríamos mucha atención. Teníamos razón, este día fuimos más a pasear que a escuchar música, y es que nuestros gustos a veces no son tan eclécticos.

Así cerramos la segunda edición del Mad Cool: Foo Fighters pagó la entrada al festival, la pasamos bien con Rancid y Green Day y fue interesante ver finalmente a Dinosaur Jr.

Gracias a Lastmario por las correcciones.


miércoles, 21 de febrero de 2018

I, Tonya (2017) 8/10

A Tonya la aman o la odian, pero esta película pudiera ayudar a inclinar algo la balanza de opinión.

Aún recuerdo -era un adolescente para aquel entonces- todo el revuelo que causó el ataque que sufrió la patinadora Nancy Kerrigan presuntamente por orden de su archirival Tonya Harding. Tal vez fue lo mejor -y peor- que le pudo pasar alguna vez a los deportes olímpicos de invierno por toda la atención que generó.

Esta es la película que narra la historia con lujo de detalle desde una perspectiva en la que Tonya no pareciera ser culpable de lo que sucedió. Aunado a eso tuvo que  luchar toda la vida para vencer los cánones establecidos de lo que se espera de una patinadora de hielo: era una redneck que le gustaba patinar al ritmo del hardrock vestida con ropa que ella misma se confeccionaba, conducía un truck y le gustaba cazar. También exponen la complicada -por no decir algo peor- relación con su madre y marido.

Me gustó el formato de la película -entrevista a los protagonistas intercaladas con la dramatización de los hechos-. Se me pasó rápido el tiempo viéndola a pesar de durar dos horas. El toque de humor negro le quedó muy bien.

En el departamento de actuaciones conseguimos sólidos desempeños. Margot Robbie -Tonya- lo hace muy bien, pero el papel de su madre por parte de Allison Janey es de Oscar (Ya ganó el Globo de Oro).

Actualmente en las carteleras de cine. Más info en imdb.com. También les recomiendo que vean el especial de 30x30 de ESPN del caso con los protagonistas reales. En este link lo pueden ver.

Trailer.



Aquí pueden ver el famoso momento en el que Tonya tiene el problema con los botines. Por cierto, su padre estaba allí, hecho que la película omite.




domingo, 18 de febrero de 2018

Guns N' Roses @ Copenhague, 27/06/2017

Luego de una complicada historia con Guns N'Roses...

Cuando fueron por primera vez a Caracas en 1992 con la gira del Use Your Illusion simplemente no me gustaban. Luego volvieron en 2010 cuando Axl se quedó solo con la banda. Estaban promocionando el Chinese Democracy y esa vez si fui, pero por un altercado con otro espectador que resultó ser "importante" tuvimos que salir muy temprano del evento. Un par de años después finalmente los pude ver en Hellfest 2012, pero fue un fiasco como podrán comprobar en la reseña de aquel momento. Finalmente en 2016 se anunció la tan anticipada reunión de los miembros originales de la banda y casi inmediatamente se embarcaron en el Not in This Lifetime Tour. Se especuló mucho en aquel momento sobre quienes serían los guns participantes: obviamente no podían faltar Axl, Slash y Duff. Tampoco Dizzy, el único miembro además de Axl que se ha mantenido desde principios de los 90s. Para los puestos de segunda guitarra y batería se mantuvieron los que acompañaban a Axl: Fortus y Ferrer, nada de Izzy, Adler o Sorum.

Tocó tomar más decisiones. Aprovechando la coincidencia de fechas con mi viaje anual a festivales europeos y nuestra curiosidad por conocer algo de Escandinavia, decidimos verlos en Copenhague, Dinamarca. El Telia Parken sería el recinto seleccionado para la fecha, un bonito estadio de fútbol con techo movible en el que juega el FC Copenhague y es famoso por haber acogido múltiples conciertos multitudinarios desde su inauguración.

Llegamos relativamente temprano ese día y a las afueras vimos gran cantidad de fans tomando cerveza, lo cual nos tomó por sorpresa pues esperábamos menos desorden. Pero por lo visto es la norma allá, incluso había baños portátiles dispuestos en toda la zona del estadio. Ya adentro del sitio empezamos a tomar cerveza y unos tragos que vendían en tubos de ensayo y que sabían a enjuague bucal: qué gustos tan raros tienen. Antes de empezar tuvimos oportunidad de charlar un poco con otros fans que resultaron ser suecos, tienen fama de ser más amistosos que los daneses.

Luces apagadas y el inicio de una animación con el logo de Guns indicaban que faltaba poco para iniciar el show. Sonó la música de Looney Tunes y luego la de The Equalizer, todo está listo. Aparecieron como un remolino en tarima abriendo el show con It's So Easy y Mr. Brownstone. La noche apenas empezaba. Suponemos que como parte de la negociación para la gira Axl exigió que no se olvidaran del disco que publicó cuando se quedó con la banda,  así que pudimos ver a Slash y Duff tocando Chinese Democracy. Afortunadamente pasó el momento rápido y siguieron con Welcome To The Jungle y Double Talkin' Jive -no me acordaba de esta canción-.

Conseguimos entradas para el Golden Circle -VIP- de este recinto y estábamos posicionados hacia una esquina de la tarima, desde donde veíamos a Slash, Axl y Duff bastante cerca, sobre todo cuando se acercaban a dicha esquina ya que durante el concierto se rotaban por todo el escenario. Siguieron con Better y luego la interesante Estranged, en donde Slash se luce con la guitarra.

Los covers siempre han sido importantes en la historia de esta banda. Le tocaba el turno al primero de la noche, Live And Let Die de Wings, la banda de Paul McCartney y en uno de los grandes momentos de la noche. Siguieron con Rocket Queen del Appetite for Destruction en donde Duff hace de las suyas al inicio y continuaron con Whole Lotta Rosie, una versión AC-DC, el side job de Axl -como él mismo dice-. Por cierto, tuvimos la oportunidad de ver a Axl con AC/DC el año anterior en Manchester AQUÍ les dejo la reseña. Vendría otra versión, New Rose de la banda The Damned, publicada en The Spaghetti Incident?, un disco que al final no resultó tan malo como lo pintaban en su momento.

Como nada es perfecto, tuvimos que soportar una última canción del Chinese Democracy, This I Love. Al menos el momento se borró rápido ya que a continuación tocaron Civil War, una de las grandes piezas de la banda, mezclando al final Voodoo Child de Hendrix. Vale la pena destacar que la voz de Axl está a la altura y la banda se mantiene tocando tan bien como siempre; es como si no hubieran pasado los años. Al final ¿Qué importa si están más viejos o más gordos?.

Seguidamente tocaron Yesterdays y Coma, en donde aprovecharon para presentar a los músicos. Después Slash comenzó su solo y hacia el final se montaron los demás para tocar Johnny B. Goode y el tema de El Padrino en el que el guitarrista hace derroche de su calidad y sirve de entrada para la popular Sweet Child O'Mine, canción con la que se hicieron famosos a finales de los 80s. Sin cambiar de álbum tocaron My Michelle.

Le tocaba el turno a Wish You Were Here. Fortus y Slash se pararían uno frente al otro para tocar esta bella canción de Pink Floyd en su versión instrumental. Luego el resto de la banda se uniría para tocar Layla, con Axl al piano, siendo el intro para la épica November Rain. El público, un tanto apagado hasta entonces, finalmente se emocionó, empezó a cantar y aplaudió al ritmo del momento previo al solo de Slash.

En esa misma onda melancólica tocarían Black Hole Sun, en honor a Chris Cornell, el malogrado cantante de Soundgarden. Dizzy hizo un intro con el piano para esta canción que también fue cantada por el público.

Las visuales y el sonido estuvieron a la altura del espectáculo. Siguieron con más versiones, esta vez Knockin' on Heaven's Door, canción de Bob Dylan que toda una generación conocería gracias a los Guns y cerraron con Nightrain.

Era la hora del encore. Los silbidos de Axl y la guitarra electroacústica de Slash predecían que Patience sería la primera, una de las canciones más tiernas de la banda que el público acompañó en todo momento cantando .

Faltaban sólo dos canciones, The Seeker de The Who y el himno Paradise City. La audiencia aún tenía energías para cantar y brincar al ritmo de esta festiva canción que terminó con un show de fuego, luces y pirotecnia.

Mientras el público desalojaba la sala pusieron a sonar en tape la canción de Chris Cornell You Know My Name del soundtrack de Casino Royale.

Un sueño hecho realidad.

Aquí pueden ver el setlist completo.

Gracias a lastmario por las correciones.


AC/DC @ Manchester, 9/06/2016

¿O deberíamos decir AXL/DC?

Malcolm Young sufre de demencia senil. Phil Rudd está condenado a arresto domiciliario. Brian Johnson se está quedando sordo. Esas fueron las negativas noticias que la popular banda australiana -¿O tendríamos que decir escocesa?- de rock duro generó entre 2014 y 2016. El fin parecía cerca pero no fue así.

Había que continuar la gira del disco de 2014 Rock Or Bust. En un movimiento arriesgado, contrataron como reemplazo de Johnson a Axl Rose. Muchas reacciones se generaron, la mayoría negativas. La expectativa era alta. El resultado: notorio.

Seleccionamos Manchester para este show porque nos quedaba relativamente bien en nuestros planes para darnos una vuelta por Escocia y luego asistir al Download UK 2016. El recinto seleccionado para el evento fue el Etihad Stadium, hogar del Manchester City.

Ese día llegamos con bastante antelación al lugar, así que hicimos lo que la gran mayoría allí hace: beber cerveza. Tuvimos la oportunidad de ver a un tipo haciendo rock con su gaita escocesa, no sabría decir si era The Bad Piper, pero bueno, eso nos entretuvo un rato.

Entramos al bonito estadio cuando aún estaba medio vacío así que nos pudimos situar bien adelante, cerca de la tarima.

Los encargados de calentar al público serían Tyler Bryant and the Shakedown. Han abierto shows para Jeff Beck, BB King, Heart, entre otros y cuentan con  Graham Whitford, hijo de Brad,  el guitarrista de Aerosmith. Hacen blues rock, el cual no está mal.

El show estaba por comenzar. Una animación en pantalla muestra un asteroide en el espacio que se dirige a la Tierra y choca, momento en el que un juego de luces, humo y fuego simulan la explosión en tarima dando pie para que Angus Young aparezca al frente tocando Rock Or Bust, canción promocional del álbum. Se dejó escuchar la voz de Axl, ¡Wao! Dudas disipadas.

Tocaron luego Shoot to Thrill y con un "Manchester, not a bad place to be" por parte de Axl siguieron con Hell Ain't a Bad Place to Be. Seguido sonrió amablemente a unos fans que coreaba su nombre y empezó Back in Black con el público entregado aplaudiendo y cantando.

El show continuó con otra pieza del último disco, Got Some Rock & Roll Thunder y uno de los clásicos de la era Scott, Dirty Deeds Done Dirt Cheap. Definitivamente la voz de Axl estaba a la altura del compromiso y siguieron con Rock 'n' Roll Damnation.

La batería de Chris Slade -quien recientemente había vuelto a la banda- arrancaba la poderosa Thunderstruck, seguida por High Voltage y Rock 'n' Roll Train.

Una campana apareció en el techo de la tarima, era la hora de Hells Bells, otra de las favoritas. Angus Young empezó a tocar ese famoso riff de apertura. El guitarrista y símbolo de la banda es una fuerza de la naturaleza, aún patea toda la tarima con su ropa de escolar australiano y sus 60 años a cuestas. Muchas veces es más el show que lo que toca, pero ¿Qué más se puede pedir?

Del mismo Back In Black siguieron con Givin' (*) The Dog A Bone. Axl, aún con un soporte en la pierna por la fractura que tuvo en el pie, no tuvo reparos en moverse por todo el escenario, como estamos acostumbrados a verlo. Le preguntó al público si quería sangre: seguía el turno de If You Want Blood (You've Got It).

La presentación, de una dos horas en total, ya había alcanzado la mitad. Tocaron Sin City, You Shook Me All Night Long -canción muy coreada por el público-, Shot Down In Flames y Have a Drink on Me. Todos los discos desde el T.N.T. hasta el For Those About to Rock (We Salute You) tuvieron presencia en el setlist, a partir de entonces sonaron sólo canciones del The Razors Edge, Black Ice y Rock or Bust.

Hace rato que ya había caído la noche sobre Manchester. El público hizo su parte con la siguiente canción, T.N.T. Por cierto, una de las pocas ocasiones en las que Axl no lució tan bien. Siguieron con Whole Lotta Rosie, en la que el público siguió aportando. Para esta canción apareció una muñeca inflable gigante en la tarima. Cerraron con Let There Be Rock y Angus Young interpretando su solo de guitarra.

La puesta en escena la completaron Stevie Young, sobrino del hoy ya fallecido Malcolm Young y el bajista Cliff Williams, retirado de la banda para cuando finalizó esta gira. Williams indicó en aquel momento que AC/DC era "un animal cambiado" en alusión a los múltiples cambios en la alineación sufridos en el tiempo.

El encore arrancaría sonando Highway To Hell con Angus Young emergiendo entre fuego en el medio de la tarima. Axl había aprovechado para un cambio de vestuario y el público aún tenía energías para cantar el coro a todo pulmón.

Luego tocaron Riff Raff y la noche cerró con el himno dedicado a los fans For Those About to Rock (We Salute You) al grito de Fire! se escucharon explosiones en todo el escenario. Así terminó uno de los shows de rock más populares que se puede ver.

Por mi parte me habría gustado escuchar Who Made Who, mi canción favorita de AC/DC, pero sabía que era difícil ya que casi no la tocan. De resto, un nuevo hito logrado en mi andar por festivales y conciertos de rock.

Aquí les dejo el setlist completo y una grabación de aficionado bastante decente de este show.

Agradecimientos a lastmario por las correcciones al texto.

(*)Givin' the Dog a Bone is a song by AC/DC appearing as the fourth track on their 1980
successful album, Back in Black. On original versions of the LP, the song was incorrectly
spelled on the album sleeve as "Given the Dog a Bone", but was correctly spelled on the
vinyl. The song is about oral sex.








miércoles, 14 de febrero de 2018

Download Festival Madrid, 22 - 24 Jun 2017


La franquicia Download sigue en expansión.

Luego de que su edición principal se viniera celebrando en UK  desde 2002, en 2016 inauguraron en París y en 2017 llegaron a Madrid en una nueva apuesta para seguir impulsando a la capital española en el escenario de los festivales europeos.

La Caja Mágica, recinto conocido por nosotros en el Mad Cool del año anterior, estaría organizada en cuatro tarimas, dos de ellas principales en el espacio más amplio y dos secundarias ubicadas hacia un lado. Siempre había dos tarimas activas mientras acomodaban el sonido en las otras.

Jueves 22: Llegamos al festival justo a tiempo para ver a los madrileños de Jardin de la Croix con su propuesta de post rock en una de las tarimas secundarias. Estuvo bastante interesante. Apenas terminaron salimos corriendo hacia los escenarios principales para escuchar Jump Around, la canción más importante del trío de Hip Hop House Of Pain, con Danny Boy, Everlast y Dj Lethal -El de Limp Bizkit- en tarima. Volvimos más tarde a las secundarias para ver otra banda madrileña, las
chicas -con la excepción del baterista- de Lizzies. Con una propuesta heavy metal tradicional, pintas ochenteras y muy buena actitud se metieron al público en el bolsillo. La guitarrista, Elena, lo hacía muy bien. Excelente por parte de la organización darle cabida a bandas locales en el festival.

Nuevamente volveríamos a las tarimas principales para presenciar a los franceses de Gojira. Qué les puedo decir de Gojira que no les haya dicho. El año pasado los vimos en Download UK con un setlist parecido, aunque más largo esta vez ya que incluyeron más canciones de Magma -su más reciente álbum-. Del mismo tomaron su primera canción de la noche, Only Pain. No faltarían las canciones más tocadas por esta banda en vivo: The Heaviest Matter of the Universe, Backbone, Flying Whales, Toxic Garbage Island y, para cerrar como el año pasado en UK, Vacuity. Aquí pueden ver el setlist completo.

Llegaba el momento del cabeza de cartel del día, tendría la oportunidad de ver por segunda vez -y probablemente última- la banda de nu metal estadounidense Linkin Park. Arrancaron con Talking to Myself de su polémico y más reciente álbum, One More Light. Polémico porque la banda sigue profundizando el cambio en su estilo musical, siendo éste cada vez más pop. Más de uno en el público arrugó la cara. Seguirían con Burn It Down del Living Things. Para mí el asunto empezó a mejorar con The Catalyst del A Thousand Suns, el último disco de ellos que no me desagrada. Tendríamos que esperar a la quinta canción para que la fiesta se encendiera con One Step Closer. Volvimos a esperar, esta vez hasta la décima canción para disfrutar del show con New Divide del soundtrack de Transformers. Seguirían con otra buena pieza, Breaking The Habit del Meteora. Luego Chester Bennington y Mike Chinoda se quedarían solos en tarima para ofrecer una versión de Crawling con sólo piano. Más adelante se volvería a animar el público con una buena tanda de canciones empezando con Somewhere I Belong del Meteora y luego What I've Done del Minutes to Midnight. Seguiría In The End, una de mis canciones favoritas de ellos. Disfruté cantando esta excelente pieza. Luego sonó Faint, para mantener esos ánimos en alto, y cerrarían antes del encore con mi otra canción favorita de ellos, Numb. No puedo evitar emocionarme recordando estos momentos, en especial sabiendo lo que le ocurriría a Chester un año después. No veríamos el encore, perdiéndonos Paper Cut y Bleed It Out. Nos dimos por satisfechos con lo que habíamos presenciado y queríamos ver una banda más ese día. Aquí pueden consultar el setlist completo.  Descansa en Paz Chester.

Llegaríamos tarde para ver un rato de Dark Tranquility. Los suecos ya estaban tocando su death metal melódico tan influyente en la escena de Gotemburgo. Nos gustó lo que vimos. El show pertenecía al tour de promoción de su nuevo álbum Atoma, del cual tocarían tres canciones, incluyendo la homónima al disco, una de mis favoritas de la banda y que seguramente será fija en sus conciertos. Otro disco con notoria participación en el setlist sería Damage Done del 2002. Aquí pueden consultar el setlist completo. Luego nos marcharmos a descansar para recobrar energías, el festival apenas comenzaba.

Viernes 23: Empezaríamos el día con un plato fuerte, los suecos de Opeth. En el marco del Sorceress World Tour, gira promocional de su más reciente disco y con él abrieron el show. Siguieron con la poderosa Ghost Of Perdition del Ghost Reveries, una pieza de más de 10 minutos. Opeth se pasea por el death metal y el progresivo en sus canciones con una facilidad enorme, algo reservado sólo para buenos músicos. A continuación le tocó el turno a Cusp of Eternity del Pale Comunion, seguida por Heir Apparent del Watershed y Era, otra pieza del álbum Sorceress. Su cantante, guitarrista y líder, Mikael Åkerfeldt, siempre habla en sus conciertos, más que todo bromea con el público. Llegaba la hora de cerrar el show, Deliverance, su canción más tocada y del homónimo álbum, uno de los más pesados de la banda. Así terminaría este show, uno de los mejores actos del metal. Cuando se estaban yendo el bajista uruguayo Martín Méndez dijo un par de cosas en español. Aquí pueden ver el setlist.

Sin movernos mucho veríamos el acto que empezaba en la tarima de al lado, se presentaban los británicos de The Cult con su rock duro. Ian Astbury, voz, líder y fundador de la banda tenía un aire a Jim Morrison en sus años mozos. No en vano sería la música e imagen del Rey Lagarto su principal inspiración. Le acompaña desde los inicios de la banda Billy Duffy en la guitarra. Ambos, con un pasado punk, fundaron The Cult en 1983 dando un giro al metal y rock duro. Presenciamos la ejecución de clásicos de ellos como Love Removal Machine, She Sells Sanctuary, Wild Flower y Rain. Un show bien entretenido y de calidad.

Como nos quedamos muy cerca de donde vimos Opeth teníamos excelentes lugares para ver a los norteamericanos de Mastodon. Al igual que los suecos, son representantes del metal progresivo y -algo que agrego yo- uno de los principales abanderados del sonido del metal moderno. Verlos en vivo tocar su compleja música es un deleite, aunado a que todos cantan -incluso tres de los cuatro miembros son vocalistas principales- y tienen una carrera relativamente prolífica con 7 álbumes en 18 años. En esta oportunidad los veríamos en el marco del tour de promoción de su flamante álbum Emperor Of Sand. Con el primer track de dicho disco, Sultan's Curse, abrirían la presentación y tocaron en total 7 de sus 11 tracks, incluyendo la "pegajosa" Show Yourself. La música de Mastodon es densa, siempre he dicho que me gustaría verlos algún día sentado en un buen teatro, con lo que la experiencia debería potenciarse.

Al terminar Mastodon nos movimos todo lo que pudimos para ver lo más cerca posible la siguiente presentación y principal razón por la que estábamos en este festival: System Of A Down. Estaba por empezar un largo show de 29 canciones en donde se escuchó todo lo que se debía escuchar de esta banda de descendientes de armenios de California. El cantante, Serj Tankian, no es un frontman particularmente animado -tampoco lo necesita-, se para allí a cantar y listo. En lo particular disfruté mucho canciones como Aerials, Needles, Pictures, Bounce, Psycho -Con el intro de Physical de Olivia Newton-John-, Chop Suey! (Aquí el público cantó a todo pulmón), Lonely Day, B.Y.O.B., Toxicity (Otra de las favoritas del público) y Sugar -la última canción del setlist-. Así terminó la esperada presentación de esta aclamada y polémica banda -por sus posiciones políticas- que sólo cuenta en su haber con 5 álbumes y que no graba nada nuevo desde 2005. Tankian sí se ha mantenido activo como solista publicando material desde entonces. Aquí pueden ver el setlist completo.

Hablando de bandas polémicas, a continuación vimos a Brujeria. Recuerdo cuando el periodista Enrique Gratas del programa "Ocurrió Así" hizo un reportaje sobre la tristemente célebre portada del álbum Matando Güeros. El extremo estilo de la banda llega en ocasiones al grindcore. Acompañando a Juan Brujo, cantante y líder, han pasado por allí notorios músicos como Dino Cazares de Fear Factory y Billy Gould de Faith No More, entre otros. Esta vez en tarima tendríamos a los británicos Nick Barker -batería de Cradle Of Filth, Dimmu Borgir-,  Shane Embury -bajo de Napalm Death- y al chileno Anton Reisenegger -guitarra de Criminal-. El show, con el público un tanto cansado por el esfuerzo del día, arrancó con Brujerizmo. Convenientemente la gira se llamaba Make America Hate Again y, por supuesto, habría alguna canción dedicada al "simpático" Presidente de EEUU, como ¡Viva Presidente Trump!. Nos marcharíamos antes de finalizar el show, estábamos cansados y ya habíamos visto alguna vez a Brujería. Aquí pueden ver el setlist completo.

El Sábado 24 llegamos con Iced Earth tocando a lo lejos, escuchamos Watching Over Me y nos posicionamos para ver a los noruegos de Kvelertak. Desde el momento en el que vimos al gordito de la guitarra mostrando media barriga -y no de forma sugerente- dijimos que esta banda no debería ser tomada muy en serio. Pronto nos dimos cuenta de que se pasean por todos los géneros del metal en sus canciones sin complejo alguno, excelente para animar al público sin llegar a tener que hacer covers. Escucharíamos música que nos recuerda a Van Halen y AC/DC, entre otros, con un cantante de black metal. En fin, algo bastante difícil de encasillar pero bien entretenido. Aquí pueden ver el setlist del Graspop, asumimos que debe ser muy parecido.

 Nos movimos un poco para poder ver a los suecos de In Flames, quienes junto a Dark Tranquility son los principales exponentes del Death Metal Melódico Sueco. En el marco del In Our Room Tour arrancaron el show con Wallflower de su último disco hasta la fecha, Battles. A continuación tocaron la poderosa Alias. Y así siguieron, intercalando canciones de Battles con canciones viejas. La imagen de la banda ha cambiado con el tiempo: ahora parecen un montón de hipsters, lo cual me llamó la atención. Sonaron canciones populares suyas como Cloud Connected y Only For The Weak. La penúltima canción que tocaron fue The End, sencillo del Battles con el que les ha ido muy bien y cerraron con Take This Life. Aquí tienen el setlist completo.

Nos desplazamos por primera vez en el día a los escenarios secundarios para ver a los chelistas  finlandeses de Apocalyptica. Se hicieron famosos en 1996 cuando se atrevieron a publicar un álbum tocando canciones de Metallica con chelos, y justamente tuvimos la oportunidad de verlos tocando en la gira de celebración de 20 años de ese disco. La fiesta empezó -al igual que el disco- con Enter Sandman y Master of Puppets. A partir de allí se alejaron del álbum y siguieron con Fight Fire With Fire, For Whom The Bell Tolls y Battery. Los músicos estuvieron muy lejos de estar sentados tocando, se paraban, animaban al público, la sensación de estar viendo una banda de rock estaba presente sin los instrumentos típicos, sólo la batería. A continuación tocaron una de mis favoritas de la noche -y de Metallica- Orion. Aún me emociono recordando el momento. Cada uno de los primeros cinco discos de los thrashers de la bahía se vio representado esta noche. Siguieron con Seek And Destroy y luego para cerrar, al escuchar los primeros compases de One, la gente gritó exaltada. El público y nosotros la pasamos en grande, uno de los toques que más disfrutamos del festival. Aquí tienen el setlist de lo más parecido a un karaoke que se puede tener en un festival.

Nos dio chance de ver un rato a Ministry, la banda del cubano americano Al Jourgensen, una leyenda viva del rock industrial. Aquí les dejo el setlist completo. Seguimos nuestro camino hacia el otro escenario principal, se venía la gran atracción del día: Prophets of Rage, la súper banda compuesta por los músicos de Rage Against The Machine encabezados por Tom Morello y Chuck D con DJ Lord de Public Enemy y B-Real de Cypress Hill. Se anticipaba una fiesta. DJ Lord arrancó con un intro para calentar al público mezclando varias canciones populares e inmediatamente sonaría la canción de Public Enemy que le da el nombre a la banda, Prophets of Rage. A continuación tocaron tres canciones de RATM: Testify, Take The Power Back y Guerrilla Radio. El público enloqueció. Siguieron con Unfuck The World, una de las canciones del disco que grabaron juntos, Bombtrack de RATM y la canción más famosa de Public Enemy, Fight The Power. Luego harían una mezcla de Hip Hop con piezas de Cypress Hill, Public Enemy y House Of Pain. Volvieron los muchachos de RATM para tocar Sleep Now In The Fire, mezclando al final Cochise y Like A Stone de Audioslave en honor a Chris Cornell -quien para el momento tendría poco más de un mes fallecido- con unas palabras de Tom Morello honrando a su excompañero. No tuvimos la oportunidad -como en otros shows de la banda- de ver a Serj Tankian de System Of A Down cantando esta pieza así que el público se encargó de los coros. Luego tocaron la segunda y última canción de la noche de su disco, The Party's Over. Faltaba poco para terminar, sólo cinco temas. La gente tomó un respiro con Know Your Enemy y Bullet In The Head de RATM y la única versión completa de la noche de Cypress Hill con How I Could Just Kill a Man. Aún quedaban fuerzas y el momento cumbre estaba por darse, nada más y nada menos que Bulls On Parade y Killing In The Name Of de RATM cerraron este espectacular show en el marco de la gira Make the World Rage Again, en otra clara alusión al ya mencionado y "popular" presidente de EEUU. Aquí tienen el setlist en detalle.

Con energías para una banda más, recibimos a los punk rockers californianos de NOFX. La banda con la escenografía más sencilla del mundo -un simple papel que dice NOFX con creyones- arrancaría con su intro y la canción Seeing Double at the Triple Rock. Siguieron con el "himno a la paz mundial" 72 Hookers y la protesta con Murder the Government. Con 30 años de carrera y 13 discos a cuestas es mucho lo que tiene para decir una de las bandas independientes con más discos vendidos en el mundo y que alcanzó la popularidad cuando Green Day y The Offspring pusieron de moda el punk rock a mediados de los 90s. Escucharíamos algunas favoritas de la banda como I Believe in Goddess, Linoleum -de mis preferidas-, Bottles to the Ground, Bob y cerraron con Don't Call Me White. Aquí pueden ver el setlist completo. Esperamos que Fat Mike, El Hefe, Eric Melvin y Erik Sandin sigan tocando su punk rock de protesta por muchos años más.

Así cerramos esta primera edición de Download Madrid con un buen sabor de boca, en lo que fue una experiencia menos extenuante que un Hellfest y mucho más agradable que un lluvioso y lleno de barro Download UK.

Agradecimientos a lastmario por las correcciones al texto.

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (2017) 7/10

Martin McDonagh -el mismo de In Bruges- escribe y dirige esta interesante película en la que una madre desesperada por el asesinato de su hija manda a colocar tres vallas en las afueras del pueblo exigiendo justicia.

De los tres aspectos más importante de toda película hay uno en el que definitivamente destaca ésta, las actuaciones. Frances McDormand domina el papel principal con tal maestría que será difícil que no vuelva a ganar un Oscar luego de 20 años en que lo ganó por su papel en Fargo -película que dicho sea de paso recordé viendo ésta-. En los actores de reparto parece también difícil que no se lleve el premio uno de los dos nominados, Sam Rockwell y Woody Harrelson. Soy un fanático de Woody, pero veo más interesante el papel de Sam, que ya ganó el Globo de Oro este año.

La dirección es impecable, como suele suceder en las películas de este calibre. En el apartado del guión, a pesar de que es interesante y entretenido -lleno de humor negro- algunos detalles hacia el final no fueron de mi entero agrado. Claro está, pienso que el escritor quiso ir más allá de lo obvio y finalizó la película así para establecer su punto. Por cierto, McDonagh se inspiró en unas vallas que vio en algún lugar del sureste estadounidense pidiendo justicia por un crimen.

En conclusión, veo a la película muy fuerte en el apartado de actuaciones para los Oscar. En la categoría de mejor película o guión pienso que hay mejores contendientes. Más info en imdb.com.

Trailer.




jueves, 8 de febrero de 2018

Mad Cool, 16 - 18 Jun 2016

En el 2016 asistiría por primera vez a tres festivales seguidos, uno tras otro. Primero el Primavera Sound de Barcelona, después el Download UK y cerraría con la primera edición del Mad Cool de Madrid.

Luego de una experiencia ecléctica en Barcelona y otra pasada por agua en Donington era hora de tomarse las cosas con calma.

Al Mad Cool fuimos a ver bandas puntuales, plan mucho más relajado y un tanto alejado de lo que significa asistir a un festival, para lo cual fue de ayuda el recinto. Nuestra primera impresión fue positiva, dado que el lugar fue muy bien preparado, destacando: grama artificial por todos lados, baños relativamente suficientes y variedad en la venta de bebidas y alimentos, aunque a precios más altos que en otros festivales europeos. Primera edición de un festival con algo para todos y que apunta a poner a Madrid en el mapa de los festivales de música más importantes de Europa.

El jueves 16 empezaríamos entrada la noche nuestro andar con Garbage. La banda de Shirley Manson -a quien los años no le han sentado nada mal- con la notable ausencia de "Butch" Vig, famoso por ser el productor de nada más y nada menos que el Nevermind de Nirvana. Le sustituía Matt Walker, quien pasó por Filter y The Smashing Pumpkins entre otros. La banda apareció en 1995, en plena popularidad de la música alternativa, con su disco homónimo que les enviaría automáticamente al estrellato. Del mismo escucharíamos Stupid Girl, Only Happy When It Rains y Vow. Del Version 2.0, mi disco favorito de ellos, tocarían Special, I Think I'm Paranoid y Push It. El resto del setlist lo pueden consultar aquí. El show estuvo muy bien. Shirley animó al público en todo momento y la banda estuvo a la altura. Un interesante y entretenido revival de los 90s.

Después nos moveríamos para apreciar el principal show del día. The Who. Con 52 años a cuestas para el 2016, los británicos se harían famosos por sus enérgicas presentaciones en las que rompían guitarras y por ir evolucionando musicalmente llegando a piezas sofisticadas como la ópera rock Tommy. De la formación original se mantienen Roger Daltrey, quien hace peripecias para mantener el tono de su voz, y Pete Townshend, famoso por su movimiento de brazo con la guitarra. Con 70 años a cuestas y quien sabe cuantos excesos en su momento, debemos agradecer que aún se atrevan a girar y brindarnos su música, revitalizada por la serie CSI que adoptó algunas de sus canciones para sus diferentes versiones lo que trajo una nueva ola de público a esta legendaria banda. Para mi, sólo con esta presentación pagué la entrada de todo el festival. Formar parte del público que coreó a todo pulmón canciones como Baba O'Riley, Won't Get Fooled Again, Who are you? y I Can See For Miles mientras en el fondo se proyectaban imágenes nostálgicas del Reino Unido en épocas pasadas, fue una experiencia irrepetible. Pero la audiencia no se limitó a estas canciones usadas por la franquicia CSI, y temas populares de la banda como I Can't Explain, Behind Blue Eyes y My Generation fueron coreados y vitoreados. Acabábamos de ver una de las bandas más importantes de la historia del rock y el pop. Aquí pueden ver el setlist completo.


El viernes 17, conectando con la vibra noventera que nos transmitió Garbage el día anterior, presenciaríamos dos shows bien entretenidos, cada uno a su manera. Primero tendríamos a una de las bandas del surfista judío de Queens responsable del festival Lollapalooza, Perry Farrell, la más importante y notoria, Jane's Addiction. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de escuchar por completo en su cumpleaños 25 (Para el momento ya tenía 26) del disco Ritual De Lo Habitual, cuyo tour de promoción se convirtió en el mencionado Lollapalooza y cuyas tensiones terminarían con la separación de la banda un año después. De aquel Jane's Addiction se mantienen, por supuesto, Farrell, Dave Navarro -A quien también hemos visto con Red Hot Chilli Peppers y en colaboraciones con una gran cantidad de artistas, además de en series de TV como S.O.A. y shows de tatuaje- y Stephen Perkins en la batería. En el bajo veríamos a Chris Chaney, quien ya tiene una pila de años en la banda y es un viejo conocido de Navarro ya que fue el bajista de los primeros años de Alanis Morissette y Navarro tocó la guitarra en You Oughta Know del Jagged Little Pill.

El espectáculo arrancaría con el siguiente mensaje al principio de la canción Stop!: "Señores y señoras, nosotros tenemos más influencia con sus hijos que tú tiene..." Y tal cual el orden del disco vendrían todos sus temas, entre ellos el Been Caught Stealing, Three Days y Classic Girl, todos sencillos de ese álbum. El show fue acompañado de mujeres haciendo suspensión corporal -Más de uno en el público volteó porque no soportaba verlo-. Tras terminar con este disco harían una versión de Rebel Rebel en honor al recientemente fallecido David Bowie, una de las grandes influencias de Farrell. Luego vendría una pequeña selección de canciones de sus otros discos para completar el show. Tocarían Mountain Song, Just Because -Lo último que grabaron de notoriedad-, Ted, Just Admit It... y Jane Says, para la cual la banda se pondría en modo acústico y Farrell tomando un buen trago de vino antes de empezar. Un buen espectáculo brindado por excelentes músicos. Aquí tienen el setlist completo.

Ya entrada la noche y con la gente más animada se presentarían los ingleses de The Prodigy. Empezó la fiesta. Sin dar mucho tiempo empezaron la descarga con sus dos números uno: Breathe y Firestarter -del The Fat Of The Land, disco con el que The Prodigy se daría a conocer fuera de su país-. Seguirían con Omen del álbum Invaders Must Die, con el cual volverían a tener éxito comercial después de unos años. En tarima se presentaron los viejos conocidos que estábamos acostumbrados a ver en sus videos: Liam Howlett -responsable del sonido- y los cantantes/bailarines Keith Flint -el punketo- y Maxim -el negro-. La fiesta seguiría con piezas de sus diferentes álbumes, llegando a momentos de éxtasis cuando tocaron Invaders Must Die y Smack My Bitch Up, ambas de alta popularidad. El estilo de The Prodigy es el llamado Big Beat (Compartido por The Chemicals Brothers, Fat Boy Slim y Basement Jaxx entre otros, de alta popularidad en los 90s y bien aceptado por público ajeno a la escena Dance) Cerrarían el show tocando Take Me To The Hospital y poniendo la grabación de Out Of Space mientras se despedían del público. Excelente manera de cerrar el día. Aquí pueden consultar el setlist completo.


El sábado 18 nos dedicamos a pasear por el recinto, conversar y desplazarnos para poder ver el show del canadiense Neil Young desde el mejor sitio posible. La presentación de este veterano cantautor empezaría con él solo en el piano con su armónica interpretando After The Gold Rush. Seguiría Heart Of Gold para la cual Promise of the Real -la banda de Lucas, el hijo de Willie Nelson- empezaría a acompañarle, como lo harían el resto de la noche. Volvería a estar solo Young para interpretar The Needle and The Damage Done. Son estos momentos en los que un hombre sólo con su voz, guitarra y armónica es capaz de tener a una audiencia extasiada los que demuestran el valor de un artista. Con Mother Earth (Natural Anthem) fue difícil no emocionarse. Young se paseó por todos los géneros musicales con los cuales ha experimentado, entregando un show que empezó con canciones suaves y melancólicas en folk y country y terminaría con la energía del rock. Habrá a quienes no les guste su estilo, pero son innegables su calidad y presencia. Tuvimos la oportunidad de presenciar el debut en vivo por Neil Young y POTR de Like A Hurricane. En lo particular disfruté mucho las interpretaciones de Down By The River -de su trabajo con Crazy Horse- y Rockin' In The Free World -famosa para nosotros por su interpretación junto a Pearl Jam en unos premios MTV-. El encore lo haría con la rockera Love And Only Love. Aqui tienen el setlist completo. Un gran show con el que cerraríamos esta primera edición del Mad Cool con una nota sobresaliente en todos los aspectos. Prevemos larga vida para este festival.

Agradecimientos a lastmario por las correcciones.

The Post (2017) 8/10

Streep, Hanks, Spielberg, Imposible perder.

The Post es la historia -basada en hechos reales- de como el Washington Post (Y el New York Times) intervinieron en el famoso caso de Los Papeles del Pentágono.

Meryl Streep -nominada al Oscar otra vez- tiene el papel de Katharine Graham, la primera mujer al frente de un periódico importante de EEUU, en este caso el Washington Post y Tom Hanks será Ben Bradlee, el editor del periódico. Ambos lo hacen muy bien, como es usual.

La película me recordó un poco a Bridge of Spies ya que el resultado también fue impecable, no sorprende que esté nominada al Oscar, un producto bien logrado y sin fallas. Tal vez carezca de más emoción, pero la historia es la historia, y los que entienden lo que significó para la prensa libre y como cambió el curso de lahistoria deberían tener suficiente con eso.

Más info en imdb.com

Trailer

martes, 6 de febrero de 2018

Download Festival UK, 10 - 12 Jun 2016

12 años pasaron desde la primera, y única, vez que había estado en un Download Festival, el heredero del legendario Monster of Rock, el festival más importante de Rock Duro y Metal que ha existido contando con congregaciones que hicieron historia como la de Moscú en 1991. Las cosas han cambiado, la competencia a nivel de festivales de metal en Europa es fuerte y Download, a pesar de que presume de pedigrí, a perdido terreno ante Hellfest o Wäcken. Download tiene un enfoque orientado al metal americano mientras que los franceses y alemanes son más europeos en ese aspecto. También a nivel de organización en Francia están haciendo las cosas mejor. Si a eso le sumamos que acabamos de presenciar el Download Festival en el que más ha llovido de la historia -Drownload le apodaron de cariño- la experiencia no fue la óptima.

Cuando llegamos al sitio casi de inmediato tuvimos que tomar medidas para protegernos del clima. Ponchos y botas de caucho serían parte del uniforme oficial del festival. Una mezcla de clima con logística hizo que en la sumatoria total no viéramos muchas bandas tocar. Nos centramos en las obligadas, le echamos un vistazo a algunas otras y, lamentablemente, nos perdimos unas cuantas por el horario como Amon Amarth, Killswitch Engage, NOFX, Disturbed, Chinedown o por cancelación a última hora, como la de Ghost. En este enlace pueden ver la lista completa de artistas y su orden de presentación en los diferentes escenarios.

El Viernes 10 arrancamos el festival en el Maverick Stage -una de las carpas- viendo un rato a los stoners alemanes de Kadavar (aquí pueden ver la interpretación de All Our Thoughts) pero nos iríamos pronto para tomar posición en el Lemmy Stage -Main Stage- para ver a Korn. Como parte del European Tour 2016, Korn tocaría por séptima vez en este festival. Ya son varias las veces que los he visto tocar en vivo y de verdad nunca me imaginé que esta banda llegaría a tener una carrera tan dilatada. A pesar de que creativamente se han venido un poco abajo sus shows en vivo siempre están llenos de profesionalismo, energía y se mantienen constantemente girando. También es probable que ya haya visto el mejor show de Korn posible, aquel del 2002 en el Caracas Pop Festival repleto de canciones de su mejor etapa (setlist). De todos modos los sigo viendo, nunca defraudan. Este día tocaron canciones de diversos discos, arrancando con Right Now de Take a Look in The Mirror. En el setlist encontraríamos canciones de los discos Issues, The Paradigm Shift, Life is Peachy, Follow The Leader, The Untouchables y Korn. Tocaron algunas habituales con más de 1000 apariciones en vivo -se dice rápido- como Here To Stay, Falling Away from Me, el himno Blind y cerrarían con Freak on a Leash. Aquí pueden ver un video pro de cuando tocaron Shoots And Ladders -Davis con su respectiva gaita escocesa- combinado con un segmento de One (Metallica) en donde pueden apreciar la copiosa lluvia. Aquí tienen el setlist completo.

Después vendría uno de los cabeza de cartel del festival, uno de los shows más espectaculares que se pueden ver en vivo y la principal razón por la que estábamos allí, los pervertidos alemanes de Rammstein. La gira se llama 2016 Sommer Festival-Tour y nos traería mucha pirotecnia, humo, luces y uno de los frontman más entretenidos del metal, Till Lindemann, prometiendo un gran show y así fue. Arrancaron con Ramm 4, canción que sólo han tocado en vivo y que no ha sido publicada. En el setlist de 17 canciones tuvieron presencia todos sus discos, siendo Mutter el que más contribuyó con 6 canciones. La última canción antes del encore sería una versión de los Depeche Mode, la brutal Stripped. Arrancarían el encore con Sonne (Aquí pueden ver el video) tocarían una versión acústica de Ohne Dich, lo cual es casi una mofa a lo que hace la banda y cerrarían con Engel, que junto a Du hast, fueron las dos únicas canciones que tocaron de mi álbum favorito de ellos, Sehnsucht. Nunca había agradecido tanto el uso casi excesivo de fuego en un show, el calor que de allí provenía ayudaba a calentar un poco el frío clima.

El sábado 11 arrancamos en el Main Stage viendo relajadamente -como quien está tirado en un parque escuchando los pajaritos trinar- a Atreyu, Sixx:A.M. Rival Sons. Todos representantes del rock americano. Poco a destacar.

Después de movernos para comer y tomar algo veríamos por enésima vez a Megadeth, esta vez con la novedad de contar con el virtuoso guitarrista Kiko Loureiro de Angra en la alineación haciendo la gira de promoción del álbum Dystopia. Megadeth no se caracteriza por hacer presentaciones en vivo especialmente trascendentales, pero ésta estuvo bien. Tocaron de todo un poco. De manera personal me agradó bastante escuchar She-Wolf y Trust del Cryptic Writings, y claro, como no, las piezas del Rust In Peace Hangar 18 y Holy Wars... Aqui tienen el setlist completo. Como dato curioso tocaron Anarchy in the U.K. -algo que no sucedía desde el 2001- para lo cual contaron con el apoyo de Nikki Sixx.

Aprovechando que seguíamos en el Maintage presenciaríamos un rato la presentación de Deftones, luego caminando hacia nuestro nuevo destino veríamos un par de canciones de Skindread para llegar al Maverick Stage y ver a los punk rockers Pennywise. He tenido la oportunidad de ver a los mayores exponentes de este género y Pennywise no defraudó. Apegado a sus raíces y siempre con su carácter independiente, Pennywise ofreció un show lleno de energía y descarga, a pesar de que tocaron con instrumentos prestados (Los de NOFX) ya que los suyos nunca llegaron. Junto a clásicos como Fuck The Autority y Bro Hymn tocaron versiones de Bad Religion -Do What You Want-, Ben King -Stand By Me- y la festiva (You Gotta) Fight for Your Right (To Party!) de los Beastie Boys. Veríamos casi completamente el show pero nos largamos antes para poder tomar buena posición para el evento principal del día. Este es el setlist completo de los punk rockers.

El sábado lo cerraríamos con la leyenda del metal, la banda responsable de todo ésto, Black Sabbath. El show arrancó con un video animado que mostró al final el logo de Black Sabbath en llamas despertando la algarabía de los allí presentes. Las campanas de la canción Black Sabbath empezaron a retumbar, pelos de punta, la banda salió y Ozzy no se hizo esperar con su característico "I can't hear you!" El setlist fue prácticamente un grandes éxitos de 14 tracks en donde se escucharon piezas como Snowblind, War Pigs, N.I.B., Iron Man, Children of The Grave, entre otras. Cerraron con Paranoid (Video aficionado) con una nube de papelillo, humo y luces, siempre bajo la inclemente lluvia. Tal vez esta sea la última vez que veamos a BS, por algo el tour se llama The End. A pesar de que Iommy y Butler están tocando tan bien como siempre y la energía de Clufetos en la batería dan una musicalidad al nivel esperado, la voz -y sanidad- de Ozzy no dan para mucho más. Pero nunca se sabe, mientras el público siga coreando cada canción y Ozzy pueda estar de pie... larga vida a Black Sabbath. Aquí tienen el setlist completo.


El domingo 12 pasaríamos la mayor parte del día en el Maverick Stage, además de protegernos de la lluvia nos brindaba música más acorde a nuestros gustos. Sin embargo empezaríamos el día viendo a los norteamericanos de Halestorm en el Main Stage encabezados por la sexy Lzzy Hale. La presentación formaba parte del Into The Wild Life World Tour, gira con la que presentaban su último disco. Curiosamente no incluyeron ninguna canción del primer disco, sólo tocaron de los dos siguientes: The Strange Case of... y Into The Wild Life. La presentación estuvo entretenida. Cerrarían con su canción más popular, I Miss The Misery. En lo particular extrañé algunas canciones de su primer disco, entre ellas I Get Off  y It's Not You, primera canción que escuché de ellos. Aquí pueden ver el setlist completo.

Después nos moveríamos para ver a Tremonti, la banda del habilidoso guitarrista que se haría famoso con el acto de post grunge Creed que luego pasaría a llamarse Alter Bridge. La banda está en la gira para promocionar Dust, su último álbum para el momento. Tocarían canciones de todos sus discos, incluyendo la primera canción que Tremonti publicó como solista You Waste Your Time. Como nota curiosa, pudimos ver tocando el bajo a Wolfgang Van Halen, si, el hijo del mismísimo. Aquí tienen el setlist completo.

Luego se montarían la banda de doom-stoner-sludge metal del Reino Unido Electric Wizard. Herederos directos -como su nombre lo revela- del metal que inventó Black Sabbath. Tienen en su haber nueve discos en su trayectoria de de 23 años. Unos cuantos prendieron un cigarrillo y empezaron a disfrutar de la presentación que pareciera difícil de disfrutar bueno y sano. Este es el setlist completo.

Vendría lo que sería uno de los platos fuertes del día, al menos para mi. De Francia, Gojira. Una de las mejores cosas que le ha pasado al metal en los últimos años, ya bien curtidos de escenarios y con su música en constante evolución para ampliar su audiencia, Gojira es un acto que debe ser visto cada vez que se pueda. Dentro de la carpa el juego de luces hizo un excelente trabajo acompañando el atormentado metal de la banda. Sólo dos discos se quedarían fuera del setlist, los dos primeros, y harían énfasis en Magma, su última producción. La descarga arrancaría con Toxic Garbage Island. Particularmente disfruté mucho The Heaviest Matter of the Universe y Backbone, dos de mis favoritas de la banda. Los espectadores más recientes se emocionaron con Stranded, del último disco.

 Las actividades en esta carpa cerrarían con los veteranos de la NWOBHM Saxon. Inmediatamente vendría un cambio generacional en el público. Los más jóvenes se irían y llegarían unos cuantos señores con sus chaquetas de cuero y demás artilugios motociclistas que sólo se ponen en ocasiones especiales. Lamentablemente no veríamos todo el show porque queríamos acercarnos con tiempo al Main Stage para ver al hijo más exitoso de la NWOBHM, pero pudimos disfrutar un rato. Aquí les dejo el setlist completo. Por cierto, el cantante, Biff Byford debe tener alguna clase de pacto de longevidad, su voz y presencia siguen estando a la altura. Lástima que esta banda no llegó a trascender más.


Cerraríamos el festival con los consentidos de la casa, Iron Maiden. Luego de haber llegado en su Boing 747-400 bautizado Ed Force One pilotado por el cantante Bruce Dickinson (Aquí lo pueden ver) en plena gira The Book of Souls World Tour. Los compases de Doctor Doctor de UFO anunciaban que estaban por presentarse en la tarima principal del evento. Abrirían el show con If Eternity Should Fail de su último álbum, el que le da nombre a la gira, y del cual encontraríamos varias canciones en el setlist de la noche. Por su puesto, no podrían faltar los clásicos como The Trooper, Powerslave, Hallowed By Thy Name, Fear of The Dark y Iron Maiden. Llegaría el encore con The Number of The Beast. Justo después Dickinson daría un discurso en honor a las víctimas de la masacre de la discoteca de Orlando para darle paso a la emotiva Blood Brothers, unos cuantos soltaron una lágrima. Cerrarían la noche -y el festival- con Wasted Years. Aquí pueden ver el setlist completo en detalle.

A pesar de la cantidad insufrible de lluvia y el lodazal en que se convirtió el sitio, legiones de fanáticos del metal se marcharían cansados pero satisfechos. Nosotros, acostumbrados a otro clima, probablemente lo pensemos bastante antes de volver después de pasar tres días entre lluvia, barro e ingleses borrachos.