cine (346) deportes (288) musica (274) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (26) curiosidades (23) tv (22) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 14 de febrero de 2018

Download Festival Madrid, 22 - 24 Jun 2017


La franquicia Download sigue en expansión.

Luego de que su edición principal se viniera celebrando en UK  desde 2002, en 2016 inauguraron en París y en 2017 llegaron a Madrid en una nueva apuesta para seguir impulsando a la capital española en el escenario de los festivales europeos.

La Caja Mágica, recinto conocido por nosotros en el Mad Cool del año anterior, estaría organizada en cuatro tarimas, dos de ellas principales en el espacio más amplio y dos secundarias ubicadas hacia un lado. Siempre había dos tarimas activas mientras acomodaban el sonido en las otras.

Jueves 22: Llegamos al festival justo a tiempo para ver a los madrileños de Jardin de la Croix con su propuesta de post rock en una de las tarimas secundarias. Estuvo bastante interesante. Apenas terminaron salimos corriendo hacia los escenarios principales para escuchar Jump Around, la canción más importante del trío de Hip Hop House Of Pain, con Danny Boy, Everlast y Dj Lethal -El de Limp Bizkit- en tarima. Volvimos más tarde a las secundarias para ver otra banda madrileña, las
chicas -con la excepción del baterista- de Lizzies. Con una propuesta heavy metal tradicional, pintas ochenteras y muy buena actitud se metieron al público en el bolsillo. La guitarrista, Elena, lo hacía muy bien. Excelente por parte de la organización darle cabida a bandas locales en el festival.

Nuevamente volveríamos a las tarimas principales para presenciar a los franceses de Gojira. Qué les puedo decir de Gojira que no les haya dicho. El año pasado los vimos en Download UK con un setlist parecido, aunque más largo esta vez ya que incluyeron más canciones de Magma -su más reciente álbum-. Del mismo tomaron su primera canción de la noche, Only Pain. No faltarían las canciones más tocadas por esta banda en vivo: The Heaviest Matter of the Universe, Backbone, Flying Whales, Toxic Garbage Island y, para cerrar como el año pasado en UK, Vacuity. Aquí pueden ver el setlist completo.

Llegaba el momento del cabeza de cartel del día, tendría la oportunidad de ver por segunda vez -y probablemente última- la banda de nu metal estadounidense Linkin Park. Arrancaron con Talking to Myself de su polémico y más reciente álbum, One More Light. Polémico porque la banda sigue profundizando el cambio en su estilo musical, siendo éste cada vez más pop. Más de uno en el público arrugó la cara. Seguirían con Burn It Down del Living Things. Para mí el asunto empezó a mejorar con The Catalyst del A Thousand Suns, el último disco de ellos que no me desagrada. Tendríamos que esperar a la quinta canción para que la fiesta se encendiera con One Step Closer. Volvimos a esperar, esta vez hasta la décima canción para disfrutar del show con New Divide del soundtrack de Transformers. Seguirían con otra buena pieza, Breaking The Habit del Meteora. Luego Chester Bennington y Mike Chinoda se quedarían solos en tarima para ofrecer una versión de Crawling con sólo piano. Más adelante se volvería a animar el público con una buena tanda de canciones empezando con Somewhere I Belong del Meteora y luego What I've Done del Minutes to Midnight. Seguiría In The End, una de mis canciones favoritas de ellos. Disfruté cantando esta excelente pieza. Luego sonó Faint, para mantener esos ánimos en alto, y cerrarían antes del encore con mi otra canción favorita de ellos, Numb. No puedo evitar emocionarme recordando estos momentos, en especial sabiendo lo que le ocurriría a Chester un año después. No veríamos el encore, perdiéndonos Paper Cut y Bleed It Out. Nos dimos por satisfechos con lo que habíamos presenciado y queríamos ver una banda más ese día. Aquí pueden consultar el setlist completo.  Descansa en Paz Chester.

Llegaríamos tarde para ver un rato de Dark Tranquility. Los suecos ya estaban tocando su death metal melódico tan influyente en la escena de Gotemburgo. Nos gustó lo que vimos. El show pertenecía al tour de promoción de su nuevo álbum Atoma, del cual tocarían tres canciones, incluyendo la homónima al disco, una de mis favoritas de la banda y que seguramente será fija en sus conciertos. Otro disco con notoria participación en el setlist sería Damage Done del 2002. Aquí pueden consultar el setlist completo. Luego nos marcharmos a descansar para recobrar energías, el festival apenas comenzaba.

Viernes 23: Empezaríamos el día con un plato fuerte, los suecos de Opeth. En el marco del Sorceress World Tour, gira promocional de su más reciente disco y con él abrieron el show. Siguieron con la poderosa Ghost Of Perdition del Ghost Reveries, una pieza de más de 10 minutos. Opeth se pasea por el death metal y el progresivo en sus canciones con una facilidad enorme, algo reservado sólo para buenos músicos. A continuación le tocó el turno a Cusp of Eternity del Pale Comunion, seguida por Heir Apparent del Watershed y Era, otra pieza del álbum Sorceress. Su cantante, guitarrista y líder, Mikael Åkerfeldt, siempre habla en sus conciertos, más que todo bromea con el público. Llegaba la hora de cerrar el show, Deliverance, su canción más tocada y del homónimo álbum, uno de los más pesados de la banda. Así terminaría este show, uno de los mejores actos del metal. Cuando se estaban yendo el bajista uruguayo Martín Méndez dijo un par de cosas en español. Aquí pueden ver el setlist.

Sin movernos mucho veríamos el acto que empezaba en la tarima de al lado, se presentaban los británicos de The Cult con su rock duro. Ian Astbury, voz, líder y fundador de la banda tenía un aire a Jim Morrison en sus años mozos. No en vano sería la música e imagen del Rey Lagarto su principal inspiración. Le acompaña desde los inicios de la banda Billy Duffy en la guitarra. Ambos, con un pasado punk, fundaron The Cult en 1983 dando un giro al metal y rock duro. Presenciamos la ejecución de clásicos de ellos como Love Removal Machine, She Sells Sanctuary, Wild Flower y Rain. Un show bien entretenido y de calidad.

Como nos quedamos muy cerca de donde vimos Opeth teníamos excelentes lugares para ver a los norteamericanos de Mastodon. Al igual que los suecos, son representantes del metal progresivo y -algo que agrego yo- uno de los principales abanderados del sonido del metal moderno. Verlos en vivo tocar su compleja música es un deleite, aunado a que todos cantan -incluso tres de los cuatro miembros son vocalistas principales- y tienen una carrera relativamente prolífica con 7 álbumes en 18 años. En esta oportunidad los veríamos en el marco del tour de promoción de su flamante álbum Emperor Of Sand. Con el primer track de dicho disco, Sultan's Curse, abrirían la presentación y tocaron en total 7 de sus 11 tracks, incluyendo la "pegajosa" Show Yourself. La música de Mastodon es densa, siempre he dicho que me gustaría verlos algún día sentado en un buen teatro, con lo que la experiencia debería potenciarse.

Al terminar Mastodon nos movimos todo lo que pudimos para ver lo más cerca posible la siguiente presentación y principal razón por la que estábamos en este festival: System Of A Down. Estaba por empezar un largo show de 29 canciones en donde se escuchó todo lo que se debía escuchar de esta banda de descendientes de armenios de California. El cantante, Serj Tankian, no es un frontman particularmente animado -tampoco lo necesita-, se para allí a cantar y listo. En lo particular disfruté mucho canciones como Aerials, Needles, Pictures, Bounce, Psycho -Con el intro de Physical de Olivia Newton-John-, Chop Suey! (Aquí el público cantó a todo pulmón), Lonely Day, B.Y.O.B., Toxicity (Otra de las favoritas del público) y Sugar -la última canción del setlist-. Así terminó la esperada presentación de esta aclamada y polémica banda -por sus posiciones políticas- que sólo cuenta en su haber con 5 álbumes y que no graba nada nuevo desde 2005. Tankian sí se ha mantenido activo como solista publicando material desde entonces. Aquí pueden ver el setlist completo.

Hablando de bandas polémicas, a continuación vimos a Brujeria. Recuerdo cuando el periodista Enrique Gratas del programa "Ocurrió Así" hizo un reportaje sobre la tristemente célebre portada del álbum Matando Güeros. El extremo estilo de la banda llega en ocasiones al grindcore. Acompañando a Juan Brujo, cantante y líder, han pasado por allí notorios músicos como Dino Cazares de Fear Factory y Billy Gould de Faith No More, entre otros. Esta vez en tarima tendríamos a los británicos Nick Barker -batería de Cradle Of Filth, Dimmu Borgir-,  Shane Embury -bajo de Napalm Death- y al chileno Anton Reisenegger -guitarra de Criminal-. El show, con el público un tanto cansado por el esfuerzo del día, arrancó con Brujerizmo. Convenientemente la gira se llamaba Make America Hate Again y, por supuesto, habría alguna canción dedicada al "simpático" Presidente de EEUU, como ¡Viva Presidente Trump!. Nos marcharíamos antes de finalizar el show, estábamos cansados y ya habíamos visto alguna vez a Brujería. Aquí pueden ver el setlist completo.

El Sábado 24 llegamos con Iced Earth tocando a lo lejos, escuchamos Watching Over Me y nos posicionamos para ver a los noruegos de Kvelertak. Desde el momento en el que vimos al gordito de la guitarra mostrando media barriga -y no de forma sugerente- dijimos que esta banda no debería ser tomada muy en serio. Pronto nos dimos cuenta de que se pasean por todos los géneros del metal en sus canciones sin complejo alguno, excelente para animar al público sin llegar a tener que hacer covers. Escucharíamos música que nos recuerda a Van Halen y AC/DC, entre otros, con un cantante de black metal. En fin, algo bastante difícil de encasillar pero bien entretenido. Aquí pueden ver el setlist del Graspop, asumimos que debe ser muy parecido.

 Nos movimos un poco para poder ver a los suecos de In Flames, quienes junto a Dark Tranquility son los principales exponentes del Death Metal Melódico Sueco. En el marco del In Our Room Tour arrancaron el show con Wallflower de su último disco hasta la fecha, Battles. A continuación tocaron la poderosa Alias. Y así siguieron, intercalando canciones de Battles con canciones viejas. La imagen de la banda ha cambiado con el tiempo: ahora parecen un montón de hipsters, lo cual me llamó la atención. Sonaron canciones populares suyas como Cloud Connected y Only For The Weak. La penúltima canción que tocaron fue The End, sencillo del Battles con el que les ha ido muy bien y cerraron con Take This Life. Aquí tienen el setlist completo.

Nos desplazamos por primera vez en el día a los escenarios secundarios para ver a los chelistas  finlandeses de Apocalyptica. Se hicieron famosos en 1996 cuando se atrevieron a publicar un álbum tocando canciones de Metallica con chelos, y justamente tuvimos la oportunidad de verlos tocando en la gira de celebración de 20 años de ese disco. La fiesta empezó -al igual que el disco- con Enter Sandman y Master of Puppets. A partir de allí se alejaron del álbum y siguieron con Fight Fire With Fire, For Whom The Bell Tolls y Battery. Los músicos estuvieron muy lejos de estar sentados tocando, se paraban, animaban al público, la sensación de estar viendo una banda de rock estaba presente sin los instrumentos típicos, sólo la batería. A continuación tocaron una de mis favoritas de la noche -y de Metallica- Orion. Aún me emociono recordando el momento. Cada uno de los primeros cinco discos de los thrashers de la bahía se vio representado esta noche. Siguieron con Seek And Destroy y luego para cerrar, al escuchar los primeros compases de One, la gente gritó exaltada. El público y nosotros la pasamos en grande, uno de los toques que más disfrutamos del festival. Aquí tienen el setlist de lo más parecido a un karaoke que se puede tener en un festival.

Nos dio chance de ver un rato a Ministry, la banda del cubano americano Al Jourgensen, una leyenda viva del rock industrial. Aquí les dejo el setlist completo. Seguimos nuestro camino hacia el otro escenario principal, se venía la gran atracción del día: Prophets of Rage, la súper banda compuesta por los músicos de Rage Against The Machine encabezados por Tom Morello y Chuck D con DJ Lord de Public Enemy y B-Real de Cypress Hill. Se anticipaba una fiesta. DJ Lord arrancó con un intro para calentar al público mezclando varias canciones populares e inmediatamente sonaría la canción de Public Enemy que le da el nombre a la banda, Prophets of Rage. A continuación tocaron tres canciones de RATM: Testify, Take The Power Back y Guerrilla Radio. El público enloqueció. Siguieron con Unfuck The World, una de las canciones del disco que grabaron juntos, Bombtrack de RATM y la canción más famosa de Public Enemy, Fight The Power. Luego harían una mezcla de Hip Hop con piezas de Cypress Hill, Public Enemy y House Of Pain. Volvieron los muchachos de RATM para tocar Sleep Now In The Fire, mezclando al final Cochise y Like A Stone de Audioslave en honor a Chris Cornell -quien para el momento tendría poco más de un mes fallecido- con unas palabras de Tom Morello honrando a su excompañero. No tuvimos la oportunidad -como en otros shows de la banda- de ver a Serj Tankian de System Of A Down cantando esta pieza así que el público se encargó de los coros. Luego tocaron la segunda y última canción de la noche de su disco, The Party's Over. Faltaba poco para terminar, sólo cinco temas. La gente tomó un respiro con Know Your Enemy y Bullet In The Head de RATM y la única versión completa de la noche de Cypress Hill con How I Could Just Kill a Man. Aún quedaban fuerzas y el momento cumbre estaba por darse, nada más y nada menos que Bulls On Parade y Killing In The Name Of de RATM cerraron este espectacular show en el marco de la gira Make the World Rage Again, en otra clara alusión al ya mencionado y "popular" presidente de EEUU. Aquí tienen el setlist en detalle.

Con energías para una banda más, recibimos a los punk rockers californianos de NOFX. La banda con la escenografía más sencilla del mundo -un simple papel que dice NOFX con creyones- arrancaría con su intro y la canción Seeing Double at the Triple Rock. Siguieron con el "himno a la paz mundial" 72 Hookers y la protesta con Murder the Government. Con 30 años de carrera y 13 discos a cuestas es mucho lo que tiene para decir una de las bandas independientes con más discos vendidos en el mundo y que alcanzó la popularidad cuando Green Day y The Offspring pusieron de moda el punk rock a mediados de los 90s. Escucharíamos algunas favoritas de la banda como I Believe in Goddess, Linoleum -de mis preferidas-, Bottles to the Ground, Bob y cerraron con Don't Call Me White. Aquí pueden ver el setlist completo. Esperamos que Fat Mike, El Hefe, Eric Melvin y Erik Sandin sigan tocando su punk rock de protesta por muchos años más.

Así cerramos esta primera edición de Download Madrid con un buen sabor de boca, en lo que fue una experiencia menos extenuante que un Hellfest y mucho más agradable que un lluvioso y lleno de barro Download UK.

Agradecimientos a lastmario por las correcciones al texto.